Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico
REFLEXIONES ROMÁNICAS XIII: Cien años después

Autor: Jaime Cobreros. Julio, 2006

En el recientemente celebrado I Congreso Internacional del Románico Ciudad de Zamora, el Prof. John Williams abrió la mesa redonda que moderaba recordando que en 1906 Don Manuel Gómez Moreno publicaba el primer texto en español dedicado al arte románico. El mundo académico de nuestro país comenzaba así a prestar atención a un estilo arquitectónico que cada día se iba perfilando con mayor nitidez. Después vendrían los trabajos de Lampérez y de otros cuantos pioneros más interesados por las formas y las estructuras arquitectónicas de un arte que emergía de las supuestas oscuridades de la Edad Media.

Paralelamente las Sociedades de Excursionistas catalanas y madrileñas se acercaban a los Pirineos y a la Meseta castellana interesadas por el viejo estilo recientemente bautizado. La llegada a París y Berlín de piezas de arte primitivas de Asia, África y de las islas Cícladas del Egeo, así como la exposición de Beatos que se organiza en Madrid a mediados de los años veinte, terminan por pulverizar los cánones del arte greco-romano, considerados hasta entonces como paradigma de la belleza, atacados ya por los distintos ismos artísticos que desde las últimas décadas del siglo XIX se suceden en Europa.

En medio de este ambiente de ruptura el arte románico, incomprendido hasta entonces, va acaparando la atención de un público diletante en aumento día a día. Tras la Segunda Guerra Mundial, a partir de la década de los cincuenta, el fenómeno Zodiaque, impulsado por Dom Angélico Surchamp, se afianza en Francia y pronto en el resto de los países europeos (en España a través de Ediciones Encuentro). Los libros sobre románico editados por Zodiaque y traducidos a diversos idiomas se convierten en el medio por el cual un número considerable de europeos van a ver con otros ojos un arte que tenían tan cercano y al que hasta entonces apenas habían prestado atención. En este sentido nadie como Zodiaque ha hecho tanto para tantos.

En los últimos tiempos el interés por el románico se ha disparado en nuestro país de tal modo que hemos llegado a un punto crítico del que nadie quiere darse cuenta. Sólo el Prof. L. Simon, participante en la misma mesa redonda comentada, tuvo la lucidez y el valor necesarios para manifestar su preocupación por la "popularidad" que hoy en día está adquiriendo el románico en España. Se manifestó en contra de la utilización del románico como un atractivo turístico más, ya que el interés que pueda despertar el románico debe ser por sí mismo. Se ha de tratar que tales interesados lo vayan conociendo en profundidad, siendo necesario para ello, entre otras cosas, abrirse al románico francés, italiano, alemán, etc. "Para entender lo esencial del románico aragonés hay que conocer el románico europeo", sintetizó el profesor.

Lo que en el fondo está proponiendo el Prof. Simon en este momento crucial para el románico en España, es incidir con acciones cualitativas sobre un público cualificado mediante dispositivos capaces de ahondar en la profundidad del propio románico y no seguir con la promoción masificadora del mismo. Es decir, acciones de sentido "vertical" y no "horizontal". Y esto nada tiene que ver con el elitismo. En este sentido llevo tiempo comentando con distintos Amigos del románico la banalización, por ejemplo, a la que ha llegado el Camino de Santiago por seguir con el mismo acciones en gran medida equivocadas, advirtiéndoles de que con el románico puede suceder lo mismo.

Cien años después del primer texto sobre románico que escribiera Don Manuel nos encontramos en un momento crucial con respecto a aquél. O conocimiento o popularidad del románico. El tren del románico está ya entrando en agujas y todos los que estamos relacionados con el mismo - mundo académico, administraciones, instituciones con proyectos múltiples, asociaciones diversas - tenemos la responsabilidad de conducirlo por la buena vía. Y buena vía es la que lleva a buen destino. No a una vía muerta pletórica de vagones repletos de viajeros. Por que el románico es algo vivo y actuante, capaz de calentar el corazón de algunos hombres y mujeres del tercer milenio.

Todos los artículos de este autor:

REFLEXIONES ROMÁNICAS I. ¿Evolucionismo, diacronismo, sincronismo?
REFLEXIONES ROMÁNICAS II. Características imprescindibles del arte románico
REFLEXIONES ROMÁNICAS III. Beato Mozárabe en el siglo XXI
REFLEXIONES ROMÁNICAS IV. Eunucos felices y saltarines
REFLEXIONES ROMÁNICAS V. Los capiteles en flor del Camino de Santiago
REFLEXIONES ROMÁNICAS VI. Para cuándo la España románica?
REFLEXIONES ROMÁNICAS VII. En las raíces de Europa
REFLEXIONES ROMÁNICAS VIII. Del orden natural de las cosas como base de todo arte sagrado
REFLEXIONES ROMÁNICAS IX. Simbolismo de un capitel de San Quirce
REFLEXIONES ROMÁNICAS X. El tiempo sagrado
REFLEXIONES ROMÁNICAS XI. El Espíritu Universal y el Románico
REFLEXIONES ROMÁNICAS XII. Románico y creencia

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA