Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

El Comité Territorial de Seguridad ha analizado los últimos expolios sobre el patrimonio

Viernes, 04 de septiembre de 2015

 

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López, presidió una reunión del Comité Territorial de Seguridad, en el que la Junta de Castilla y León, la Subdelegación del Gobierno y la Diócesis de Osma-Soria intercambian información para reforzar las acciones que entre todos se llevan a cabo en materia de seguridad del Patrimonio Cultural. Junto al delegado, han participado en la reunión la subdelegada del Gobierno, María José Heredia; el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Andrés Velarde; el capitán Domingo Martín, de la Policía Judicial; el comisario de la Policía Nacional, Juan José Campesino; el vicario episcopal de Patrimonio Cultural, Juan Carlos Atienza; el jefe del Servicio Territorial de Cultura, Carlos de la Casa; y el asesor de la Subdelegación, José Luis Redondo.

Manuel López ha recordado que existen dos convenios de colaboración en esta materia, uno entre el Ministerio del Interior y la Consejería de Cultura y Turismo para la protección del Patrimonio Cultural en nuestra Comunidad, y otro entre la citada Consejería y la Diócesis de Osma-Soria para el establecimiento de un marco de actuación común en materia de Patrimonio Cultural. En la reunión se han repasado los hechos delictivos cometidos contra el patrimonio en nuestra provincia en 2015: expolio de parte de la cornisa en la iglesia de Santos Justo y Pastor, en Castellanos, en marzo; robo de una campana en la ermita de Torrearévalo, en mayo; y robo de capiteles en las portadas de las iglesias de Ligos y Valderrueda, en este mes de junio.

Portada de Ligos.jpg

La subdelegada del Gobierno ha destacado la importancia de la colaboración de todos para preservar el patrimonio cultural de la región: “No es solo un trabajo exclusivo de las Fuerzas y Cuerpos para la Seguridad del Estado, también la Junta, la Iglesia y los propios vecinos de nuestros pueblos tienen que velar por la seguridad de su patrimonio”. La subdelegada se ha referido a las particularidades del ámbito rural de Soria y a la dificultad de que la Guardia Civil pueda vigilar estrechamente el inmenso patrimonio cultural de esta tierra, sobre todo en pueblos, la mayoría de los sorianos, con muy pocos habitantes. Una llamada a la Guardia Civil en cuanto se detecte algo sospechoso, puede evitar un expolio.

Dos son los aspectos en los que trabajan fundamentalmente las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en colaboración con la Junta y la Diócesis: la prevención y la investigación. En materia preventiva la Guardia Civil va a mantener e intensificar la vigilancia que realiza tanto en los bienes declarados de Interés Cultural como en aquellos otros que, sin tener esta catalogación, sí forman parte del rico patrimonio cultural de la provincia, conscientes de que es muy importante la colaboración ciudadana para atajar este tipo de expolios.

Para hacer más operativo este trabajo preventivo, desde la Consejería de Cultura y Turismo y la Diócesis de Osma-Soria se trabaja en facilitar a la Comandancia de la Guardia Civil toda la documentación posible sobre la ubicación georreferenciada y características de los bienes que integran el patrimonio histórico en la provincia de Soria, entre los que figuran, por ejemplo, más de 1.000 ermitas e iglesias. Esta documentación se elaborará incluyendo, en la medida de lo posible, un análisis de riesgos, señalando la importancia cultural de los bienes muebles o inmuebles, así como su vulnerabilidad.

En el transcurso de la reunión se ha hablado de la protección legal del patrimonio cultural en Castilla y León, de los inventarios de bienes eclesiásticos de la Iglesia y de los ciudadanos como agentes activos de la protección del patrimonio. Ha quedado claro que entraña mucha dificultad proteger el patrimonio en lugares que, como Soria, cuentan con un territorio de casi 11.000 kilómetros cuadrados con más de 500 núcleos de población y en torno a 1.000 edificios sacros. Como ha dejado patente el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, Andrés Velarde, las fuerzas de seguridad “no pueden establecer vigilancias en todos y cada uno de estos puntos. Muchas veces se está a expensas de la colaboración ciudadana que es importantísima para evitar estos delitos”.

La subdelegada del Gobierno y el delegado territorial han reconocido el trabajo del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, que han demostrado su  profesionalidad y eficacia para frenar este tipo de actuaciones ilegales, a pesar a la dificultad que entraña, y han valorado muy positivamente el grado de coordinación y colaboración que la Administración del Estado y la Administración de la Comunidad Autónoma han alcanzado para conseguir una mejor defensa de nuestro patrimonio.

Tal y como ha informado el delegado en el transcurso de la reunión, la Junta de Castilla y León a realizar una actuación, por un importe de unos 6.000 euros,  en la iglesia parroquial de San Juan Bautista, en Ligos, para la reposición volumétrica de los elementos expoliados: capitales, fustes y cornisa en remate del lado derecho de la portada del templo. En este mismo sentido se va actuar, en este caso mediante la colaboración del Ayuntamiento, la Diócesis y la Junta, en la iglesia de Valderrueda.

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA