Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Descubierto nuevo crismón en Nocito (Huesca)

Miércoles, 07 de agosto de 2013

 

Antonio García Omedes no para de sorprendernos con sus hallazgos. Esta vez ha dado con un crismón que estaba escondido en la cara oculta del tímpano de la portada sur de la iglesia de San Urbez en Nocito (Huesca). Para poder fotografiarlo, fue necesario remover un relleno de mampuesto y maderos y colocar la cámara en una posición casi acrobática. El esfuerzo mereció la pena, pues se trata de un a pieza mágnífica.

10478_2.jpg

Tiene todas las letras que conforman el crismón, la XPS y el alfa y el omega en sus posiciones habituales, tiene ocho brazos, y es de tipo navarro, pues tiene un trazo horizontal en el vano de la P (rho). Este trazo, como bien indica García Omedes en su web, está formado por una pequeña y alargada cruz que se superpone al brazo vertical. Respecto a esta cruz, efectivamente, tal y comom comenta Omedes, Osia es un ejemplo interesante enel que se puede dar este tipo de cruz en la parte superior de la pieza. También se encuentra algo similar en San Salvador de Sepúlveda o en Aibar.

La característica que más llama la atención de esta pieza es el marco sogueado que la rodea, dado que en los extremos superior, inferior, derecho e izquierdo presenta sendos bucles que forman lo que paracen ser unas margaritas. Este aspecto le hace único en el panorama de crismones a ambos lados de los Pirineos. El único paralelo, que tiene algo similiar a los cuatro bucles del marco, salvando las distancias, se encuentra en uno de los crismones de de San Miguel de Huesca, si bien, en dicha pieza en lugar de bucles en círculo, son en triángulo. Por lo demás, ambas piezas son muy diferentes.

En el Aveyron hay dos crimones, también de ocho brazos, que presentan en lo que serían sus extremos superior, inferior, derecha e izquierda sendas flores, que en cierta medida crean un efecto estético, junto al marco sogueado, similar al de los bucles de Nocito. Se trata de Plaisance y de Massiliergues. Especialmente la primera pieza es similar, ya que las flores están pegadas al marco. También el trazo del alfa, el omega y de la S tienen ciertas semejanzas con la pieza oscense. No sería de extrañar que estas piezas y la de Nocito se hubieran inspirado en modelos similares, pero con algún cambio en Nocito a la hora de interpretar las flores de los extremos para convertirlas en bucles.

En cualquier caso, y a la espera de que indagaciones posteriores puedan desvelarnos algo más sobre este magnífico crismón, de lo que no queda ninguna duda es que la intuición y el olfato de García Omedes siguen intactos y en su mejor forma.

 

Para más información sobre este crismón: www.romanicoaragones.com

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA