Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Ha muerto Teresa, la campanera de Yermo

Lunes, 20 de mayo de 2013

 

El mundo del Románico pierde hoy uno de sus personajes entrañables, ejemplo de esos vecinos anónimos que durante toda su vida atienden desinteresadamente a los visitantes de sus templos enclavados en el paisaje desde hace casi mil años.

La de Yermo constituía una saga especial. Su madre, Teresona, enjuta y vivaz, era tan conocida y respetada por cuantos visitantes venían a su iglesia, que el mismo Camilo J. Cela la dedicó una columna glosando su manera  de tocar las campanas, de manera que -cuenta el Nobel- los vecinos del contorno conocían su estado de ánimo según sonara el toque.

10443_1.jpg

La historia de esa familia -escondiendo el humilde cáliz de la iglesia en el desván con gran riesgo para ellos durante la Guerra Civil, enfrentándose a los que lo buscaban recordándoles las veces que habían quitado el hambre en su casa, y sin poder evitar el incendio y voladura de la cercana iglesia de Cartes- es una historia de la vida humilde de los campesinoa montañeses. Ellos mismos colaboraron con su yunta de bueyes para traer los sillares de aquella iglesia destruida para levantar el cementerio de Yermo, y no por la carretera, que entonces no existía, sino por la camberona, actualmente en absoluto abandono por el Ayuntamiento que además ha aprobado la destrucción de lo poco que queda.

Todo ello no quitaba para que tanto la madre como nuestra actual Teresa, no se cortara cuando se trataba de defender la iglesia de Yermo, diciéndole las verdades del barquero a las autoridades que por allí se acercaban. Hace más de 20 años Teresa encabezó la primera huelga de misa que se registraba en la prensa como protesta por la destitución del párroco.

Pero su vida siempre fue así de sencilla: abrir la iglesia y mostrar su belleza a cuantos se lo solicitaban. Todos sabían que había que ir a la casona a pedir a Teresa que abriera. Ella y su madre contaban mil y una historias que encandilaban a los visitantes.

Descanse en paz, Teresa, la última campanera de Yermo.

                                                                                           Fernando García Gil, AdR de Cantabria

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA