Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Podrían crear respiraderos en San Baudelio para evitar la aparición de hongos que dañen la pintura

Lunes, 26 de diciembre de 2011

 

La directora técnica del proyecto, Margarita González, del Instituto del Patrimonio Cultural de España explicó en la visita que dio a conocer los trabajos, que el hongo apareció debido a la temperatura y humedad registradas en los últimos meses en la ermita. Este hongo crea unas manchas negras en la pintura, que sorprenden al público.

Descartando inicialmente posibles filtraciones, el segundo mes de se trabajo en las obras se centró en estudiar qué soluciones pueden aportar para aumentar la ventilización, desde cambiar la puerta de entrada a realizar pequeños respiraderos en la bóveda.

Evaluación

El tratamiento de limpieza ha sido a base de alcohol y agua, aprovechando la cualidad de fungicida del alcohol para eliminar el hongo. Aunque no descartaban aplicar un biocida más potente químicamente como tratamiento preventivo.

La directora técnica del proyecto explicó a los medios de comunicación que quizás haya que realizar actuaciones puntuales cada dos o tres años, y que se trata de un problema «que no hay que dejarlo porque el hongo está ahora mismo en estado latente y si sube la humedad, y teniendo en cuenta que viene el invierno, puede provocar más crecimiento de esporas e invadir zonas de la pintura que ahora mismo están sanas». 

Trabajos.jpg

La Ermita de San Baudelio fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1917 (R.O. 24-VIII-1917). Actualmente está catalogada como Bien de Interés Cultural Inmueble (BIC) con categoría de Monumento, de acuerdo a las Leyes 16/1985 de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

Las últimas intervenciones en el Monumento han sido:

  • 1995-1997: Actuaciones promovidas, dirigidas y financiadas por la Dirección General de Patrimonio y Promoción Cultural de la Junta de Castilla y León.
  • 1995: Primera fase: Propuesta de Conservación y restauración. Ermita de San Baudelio, Soria. Redactado por la empresa restauradora Coresal.
  • 1996- 1997: Segunda fase: Proyecto de protección y sujeción de las pinturas murales de la Ermita de San Baudelio, Soria. Redactado y ejecutado por la empresa restauradora Coresal.
  • 1997: Anexo de la Memoria: Adecuación de cerramientos y ampliación de cata en bovedillas del sotocoro. Ejecutado por la empresa restauradora Coresal.
  • 2000: Actuación promovida y dirigida por la Unidad Técnica del Servicio Territorial de Cultura de Soria. Diseño especial de la puerta de acceso lateral de la Ermita de San Baudelio.
  • 1999-2002: Actuaciones promovidas y financiadas por el Instituto del Patrimonio Cultural de España.
  • 2000: Proyecto de Restauración de la Ermita de San Baudelio (Soria) y Estudio de Viabilidad del Entorno de la Ermita. Redactado por el arquitecto conservador Francisco Yusta Bonilla.
  • 2001: Memoria fin de obra: Restauración de la Ermita de San Baudelio (Soria) y Memoria del seguimiento arqueológico. Redactada por el arquitecto conservador Francisco Yusta Bonilla y la empresa de arqueología Arquetipo.
  • 1999-2000: Proyecto de restauración de las pinturas murales de la bóveda de la ermita de San Baudelio de Berlanga, Soria. Memoria de Intervención redactada por Coresal.
  • 2001-2002: Proyecto de reubicación y restauración de las pinturas de la bóveda de la ermita. En esta intervención los paramentos interiores de la ermita fueron restaurados por la empresa restauradora Coresal, según el proyecto de intervención redactado y financiado por el IPCE que consistió en tres fases de restauración: primeramente se consolidaron todos los restos de pintura que aún se conservaban in situ; seguidamente, se llevó a cabo la reubicación en su lugar original de las pinturas de la bóveda (las cuales fueron arrancadas en 1964 debido al estado de ruina en que se encontraba el edificio) y, por último, se reintegraron todas las grandes lagunas de pintura con nuevo mortero de cal. La ejecución de este proyecto fue supervisada un técnico del IPCE y un técnico de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Andamios.jpg

Su construcción está datada en los albores del año 1000. Aunque predominaban ya las construcciones románicas en otros puntos de la península ibérica, las características propias del románico no llegaron a los edificios sorianos hasta casi el siglo XII. A pesar de ello, la ermita de San Baudelio es el último monumento mozárabe de la provincia que ha llegado hasta nuestros días.

Probablemente provenga de la existencia de una cueva eremítica de origen visigodo en las cercanías de un manantial. Fue dedicada a San Baudelio, mártir de Nîmes, en el s. IV. En época visigoda las reliquias del santo llegaron a Toledo. Después de la llegada de los musulmanes, muchas de estas reliquias se llevaron a distintas partes de la Península. La iglesia de San Baudelio se convertía así en una especie de Martyrium simbólico del Santo y relicario de sus restos, situados, tal vez, sobre el esbelto machón central en forma de palmera.

A pesar de ello, pudo ser en origen, más que una iglesia, un fortín o torre centinela que sirviera de vigía en este lugar de luchas interminables y de peligros constantes que fue la actual Soria y, por ende, Berlanga en el s. XI. Por eso, aparte de dos pequeñas ventanas abocinadas, solamente la puerta de doble arco califal da iluminación al recinto.

Está construida con grandes sillares que hacen que los muros tengan un grosor de más de un metro. La única portada de la ermita es de doble arco de herradura con el que se salva la anchura del muro. La cubierta primitiva era, según los investigadores, de lajas de piedra. La actual es de teja árabe sujeta con cemento gracias a una intervención del Estado que data de 1967.

La mejor descripción de la planta de San Baudelio es que es muy sencilla. Es una nave casi cuadrada de 8,5 x 7,5 metros. La capilla del ábside es también cuadrada. Es aproximadamente la mitad de grande que la nave principal. Los historiadores del arte destacan de esta ermita, que se ubica en el término municipal de la localidad de Casillas de Berlanga, un núcleo de población adscrito como barrio del ayuntamiento de Caltojar, su estructura interna y, sobre todo, su cubrición..

Su mayor atractivo descansó siempre sobre el hecho de que, en el siglo XII, fue decorado con unas pinturas murales que cubrieron en su totalidad las paredes de la ermita. Está documentado que en 1922, los propietarios del edificio, que eran los vecinos de Casillas, vendieron las mejores pinturas de San Baudelio a dos marchantes, uno judío y otro catalán por 60.000 pesetas. Estos se las ofrecieron al museo de Boston donde se expusieron.

Desde allí pasaron a la Colección Dereppe de Nueva York. Actualmente se exponen en el Museo Metropolitano de la ciudad de los rascacielos, pero no todas las pinturas arrancadas en 1922 puesto que el Gobierno español recuperó parte de ellas gracias a un canje. España recuperaba algunos frescos de San Baudelio y otros de San Pedro de Arlanza a cambio de la iglesia segoviana de San Martín de Fuentidueña, que puede verse en el Metropolitano. Gracias a este trueque, el museo del Prado ofrece hoy algunos de estos frescos que fueron realizados al temple sobre un ligero enlucido de yeso.

Pero no se desprendieron todos los frescos de las paredes de San Baudelio. Solo los mejor conservados. En la ermita quedaron muchos fragmentos que siguieron perteneciendo, como el edificio sacro, a los vecinos de Casillas hasta que el conjunto fue adquirido por la Fundación Lázaro Galdiano y donado al Estado hace cuarenta años.

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA