Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la inauguración de la exposición del MNAC en la Fundación Mapfre de Madrid

Miércoles, 16 de febrero de 2011

 

El pasado 8 de febrero tuvo lugar en la sede de la Fundación Mapfre, en el Paseo de Recoletos de Madrid, la inauguración de la exposición El esplendor del Románico, muestra que durante las semanas comprendidas entre el 10 del mismo y el 15 de mayo expondrá una selección de 59 piezas provenientes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

Amigos del Románico tuvo la oportunidad de estar presente en tan importante acto gracias a la gentileza de la Fundación Mapfre y de Jordi Camps, conservador jefe del área de Románico del MNAC, además de comisario de la exposición mientras dure ésta junto con Gemma Ylla-Català y Joan Durá Porta.

10052_4.jpg

Los invitados fueron recibidos en un amplio hall aderezado para la ocasión con una tarima y un atril para oficiar los diferentes discursos institucionales. La apertura fue a cargo de D. Pablo Jiménez Burillo, director general del Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre que, tras saludar a S.A.R la Infanta Dña. Elena de Borbón y Grecia, allí presente, rememoró aquella primera vez en la que los fondos románicos del MNAC salieron de su ámbito museístico en 1937, hecho que no se había vuelto a repetir hasta que las piezas ahora expuestas salieran de Barcelona camino de Madrid. Brevemente expuso a los presentes la repercusión que tuvieron aquellas excursiones propiciadas por los arquitectos modernistas catalanes que a finales del XIX y comienzo del XX catalogaron y preservaron las pinturas y mobiliario de las iglesias románicas del pirineo catalán. Y terminó celebrando la colaboración entre la Fundación Mapfre y el MNAC, relación “que viene de antaño” y que ha permitido traer el románico catalán a la ciudad de Madrid.

Acto seguido tomó la palabra D. Narcís Serra, presidente del MNAC, que en la misma estela que el orador precedente hizo gala del románico catalán y del propio museo que, no lo olvidemos, conserva una de las mejores muestras de arte románico del mundo y la principal de España.

Finalmente, la Ministra de Cultura, Dña. Ángeles González-Sinde, tuvo a bien con estos tiempos modernos comparar la expansión que ofreció a las gentes el arte románico durante los siglos XI y XII mediante un símil que lo equiparase con lo que ahora son Internet y las redes sociales. Salvando las distancias, es loable lo que consiguió el románico para unificar artísticamente la vieja Europa.

Bajo el paraguas de los aplausos poco a poco fuimos entrando en las diferentes salas, siendo la primera la dedicada a la pintura mural. La pieza principal es el fragmento con la Lapidación de San Esteban, originario de la iglesia de San Juan de Boí. Si bien en derredor se pueden admirar otras pinturas no menos importantes, tales como varios fragmentos pictóricos con apóstoles provenientes de San Pedro de Àger, Santa María del Castillo de Orcau y San Esteban de Andorra. Todos ellos compiten con el fabuloso grifo de Arlanza (Burgos) y con la escena del arresto de Santa Catalina, de la Seu d'Urgell, y una réplica del ábside de Sant Quirze de Pedret.

10052_3.jpg

El siguiente ámbito está dedicado a la escultura arquitectónica, compuesto por un pequeño bosque de capiteles marmóreos, calizos y graníticos con motivos fitomorfos clásicos y figurados, destacando los capiteles del que fuera Hospital de San Nicolás de Barcelona, o la famosa dovela de Ripoll en la que una cabeza monstruosa se figura devorando lo que parece ser un carnero.

La tercera y cuarta sala, bajo los nombres de Un espacio para la narración y El poder de las imágenes son las dos más bellas de la muestra, pues recogen diez magníficos antipendios (uno, el de Tavèrnoles, completo con los laterales formando la totalidad del ara), los baldaquinos de Tost y Sant Sernín de –también- Tavérnoles, al igual que una deliciosa viga con el ciclo de la Passio Christi. Acto seguido una muestra de majestades, cristos y vírgenes sedentes espera ávida a que los ojos del visitante se posen sobre la tallada madera. Sobran las palabras en cuanto a lo que se diga de la Majestad Batlló

Finalmente, el quinto y último espacio conserva bellos elementos litúrgicos brónceos,  sobredorados y esmaltados mediante champlevé, de los que humildemente destacamos el báculo de Mondoñedo.

Sin duda fue una velada excepcional y provechosa para Amigos del Románico. Queremos agradecer a Jordi Camps y Paola Susaeta las gestiones que posteriormente a la visita fueron tratadas para beneficio de los socios, así como su atención.

Más información: Web de Fundación Mapfre

Javier de la Fuente y Jose Luis Beltrán

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA