Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Visita al mural "Vista de Madrid"

Martes, 12 de abril de 2022

 

VISITA AL MURAL “VISTA DE MADRID” EN LA CALLE DEL ALMENDRO.

A las 11.30 de la mañana del día 5 de Abril del año 2022 (I nonas ERA 2060), unos 30 amigos del románico, haciendo gala de la puntualidad que mundialmente nos acredita, acudimos a la convocatoria que nuestro coordinador Tomás Aranda realiza.

Al ser la primera convocatoria presencial tras dos largos y penosos años de pandemia, es inevitable el reencuentro que se manifiesta en los obligatorios y deseados abrazos y muestras de cariño que nunca han faltado en este colectivo.

A continuación, junto a ese mural y resguardados por la muralla románica madrileña, Tomás nos presenta a uno de sus autores, Miguel Sobrino[1], que comienza su explicación.

La realización pictórica de este mural corre a cargo de Miguel Sobrino y su hermano, y está patrocinado por el cercano Museo de San Isidro y el Proyecto Arte; el dibujo de Wyngaerde, en el que se basa, está datado en 1562, al año siguiente de adquirir Madrid la capitalidad y sede de la Corte

El espacio donde nos encontramos, a los pies de la muralla por su cara interior, estuvo ocupado por una casa que es demolida en los años setenta del siglo pasado y deja a la vista un paño de la mencionada muralla románica. El espacio es ajardinado por el Museo de San Isidro pero, a comienzos del siglo XXI, está ya muy degradado con basuras, grafitis, etc. El mural, se empieza a realizar en el año 2020 pero es interrumpido por la pandemia; se extiende el paisaje representando hacia la izquierda  lugares y sitios no recogidos por Wyngaerde en su dibujo, pero que los autores del mural sí lo hacen basándose en la documentación y representaciones que los hermanos Sobrino investigan con profundidad.

Miguel nos introduce en el Madrid islámico, Mayrit, fundado por el Emir Cordobés Muhammad I (852-886) avanzado el siglo IX como fortaleza militar amurallada que pronto adquiere una población que se cobija en el recinto en caso de necesidad. Su posición es estratégica para vigilar los pasos de Guadarrama como protección de Toledo.

En la época de los Trastamara, con la construcción del Alcázar, como en Toledo y otros lugares de Castilla, Madrid se considera una villa importante donde la corte itinerante puede alojarse. En tiempos de Felipe II esta corte se fija en la Villa de Madrid (1561) constituyéndose en capital del Reino. Miguel nos cuenta que en el dibujo de Wyngaerde aparecen multitud de palacios, de los cuales en la actualidad solo conservamos el de los Lujanes, con la famosa torre donde se dice que estuvo cautivo el rey francés Francisco I.

A continuación, Miguel nos informa de la teoría, que según él es la más probable, de porqué es elegida Madrid como Capital: el motivo es que al no ser ciudad (Madrid era “sólo” Villa) no había Sede Episcopal, con lo que el soberano se evitaba una serie de conflictos con el obispo. De ahí las preferencias por Madrid sobre Toledo o Granada, por ejemplo.

Tras ello Miguel nos enseña a reconocer en el mural lugares que aún podemos ver en la actualidad: torres de San Pedro el Viejo y San Nicolás de los Servitas, emplazamiento donde luego se ubica San Francisco el Grande, la plaza de la Paja y la Capilla del Obispo, la plaza del Arrabal, que luego dio origen a la Plaza Mayor, la Puente de Segovia; otros que ya no existen: La puerta de Guadalajara, La Iglesia del Salvador, donde se reunía el concejo madrileño a tañido de campana, la puerta de Moros, el hospital de La Latina, fundado por Beatriz Galindo y su esposo ante la Puerta de Moros, el antiguo puente de Toledo.

Pero aún quedan dos lugares que Wyngaerde no recogió en su dibujo, pero los hermanos Sobrino sí en su mural: El Monasterio del Paso y el Palacete de recreo y descanso de Felipe II; ambos al otro lado del río y desaparecidos en la actualidad pero que han dejado testimonios estudiados por los hermanos Sobrino como podemos contemplar en el Museo de San Isidro y en los Jerónimos. Al palacete de retiro de Felipe II pertenece la Fuente del Águila y el Dios de las Aguas, este último en Aranjuez.

No quiero dejar pasar por alto, la confidencia que Miguel nos brinda en el turno de preguntas sobre la famosa Torre Dorada del Alcázar que quedó desaparecida tras unas obras llevadas a cabo en el siglo XX, que es el lugar donde Felipe II tenía su estudio y donde realizaba sus dibujos y bocetos a los cuales era muy aficionado.

El final llega, nos empezamos a dispersar por las calles de este nuestro Madrid; unos continúan intra muros, otros salimos por la puerta de Moros y nos aventuramos por la Cava Baja, afortunadamente, ya desecada; parafraseando al escudero de Verdores del Parnaso, y cambiando los orígenes y los destinos del paseo:

“Si ha dos horas que salimos

de los Moros la puerta principal,

 y a Puerta Cerrada vamos llegando,

¡qué más prisa me he de dar!”



[1] Miguel Sobrino, escultor y dibujante, se dedica también a la investigación y divulgación de la historia del arte y la arquitectura.

Como escultor tiene obra pública repartida por distintas autonomías, realizando en Madrid la escultura dedicada a Amós Acero, alcalde de Vallecas en la segunda República. Ha labrado elementos escultóricos en piedra para lugares como el Alcázar de Segovia, Palacio Gaviria, etc. Ha realizado restauraciones en distintas iglesias románicas españolas.

Como dibujante su labor es también muy fecunda,  dedicándose sobre todo a la ilustración y reconstitución de la arquitectura y el urbanismo históricos. En 2020 pintó un gran mural en la calle del Almendro de Madrid, en colaboración con su hermano Santiago Sobrino, representando la vista de la ciudad en 1562 según Wyngaerde.

Es autor de numerosos artículos, cuyos textos han sido publicados en distintos museos como el MAN, el Centro de Arte Reina Sofía, etc.

Ha publicado varios libros, entre ellos Catedrales (2009) y Monasterios (2013), ambos editados por La Esfera de los Libros, y, codirigido con Javier Ortega, Huellas de catedrales en España (Ministerio de Cultura, 2017).

Junto a Enrique Rabasa, director del Taller de Cantería de la ETSAM, ha impartido cursos en la Universidad Politécnica de Valencia, el CIAT de Boceguillas, la Universidad de Salamanca o la Universidad de Roma. 

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA