Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la Jornada de Románico Local de la coordinación de AdR Catalunya-Andorra

Martes, 03 de diciembre de 2019

 

Introducción

El pasado 9 de noviembre AdR de Catalunya-Andorra organizó una salida por tierras del Berguedà (al sur de los Pirineos y al norte de la provincia de Barcelona) para visitar las huellas de los caballeros templarios guiados por el Dr. Carles Sánchez, profesor de Arte Medieval en la UAB., quien nos explicó desde el nacimiento de los caballeros-monjes hasta sus huellas en el norte de Barcelona.

 

El Orden del Temple

Después de la conquista de Jerusalén al final de la Primera Cruzada (1099), un grupo de caballeros encabezado por Hugues de Payns decidió crear una orden militar y religiosa al mismo tiempo para proteger a los peregrinos que acudían a Tierra Santa. En 1119 recibieron del rey de Jerusalén un edificio situado junto a la mezquita de Al-Aqsa y el Templo de Salomón que les dio el nombre. Los caballeros templarios ganaron prestigio y fueron tejiendo una red de castillos y comandas por tota la cristiandad bajo la protección de los monarcas señores feudales.

 

Los templarios en la Corona de Aragón

Alfonso el Batallador (1073–1134) murió sin hijos para sucederle y donó en testamento la corona y todos sus bienes a las órdenes militares, lo cual provocó que los nobles aragoneses obligaran al hermano de Alfonso, Ramiro el Monje, a dejar el monasterio, casarse y dar sucesión dinástica, concretamente en la figura de su hija Petronila, quien se casaría con el conde de Barcelona Alfonso IV el Santo. Como contrapartida a la renuncia a la corona, las órdenes, especialmente el Temple, recibirán importantes donaciones en forma de castillos y territorio.

 

Los condes de Barcelona

Ramón Berenguer III el Grande (1082–1131) y su hijo Ramón Berenguer IV el Santo (1114–1162) utilizaron a los caballeros templarios para sus conquistas territoriales de la Catalunya Nova y, a cambio, les concedieron castillos y territorio tanto en la frontera como en el territorio interior. Entre ellos destacan los castillos de Miravet, Gardeny, Castelló d’Empúries y Puig-Reig, que es el tema que hoy nos interesa.

 

Puig-Reig y el Berguedà

El Berguedà es una comarca al sur de la sierra del Cadí-Moixeró, atravesada por el río Llobregat, que nace en los Pirineos para llegar al Mediterráneo al lado de Barcelona y, por lo tanto, ha sido una ruta de paso a lo largo de los siglos entre la montaña y el mar. A esta situación estratégica le confiere un valor añadido el puente que cruza el río. 

La comanda de Can Periques y la ermita de Santa Maria

La comanda estaba organizada como una explotación agropecuaria y formó parte del patrimonio templario. Actualmente reconvertida en casa de turismo rural, este edificio remodelado varias veces muestra todavía algunos vestigios muy interesantes de su pasado templario, como la sala capitular con arcos de diafragma y un buen número de grafitos o marcas de picapedrero por distintas partes del edificio cuidado y restaurado. En el exterior vemos la pequeña capilla de una sola nave dedicada a santa María y construida a partir de los restos de una iglesia más antigua de tres naves y planta basilical dedicada a san Julián.

 

Sant Martí de Puig-Reig y el castillo

El castillo de Puig-Reig fue una donación de finales del siglo xii (1182) del conde Guillem de Berguedà a los templarios y actualmente es de propiedad privada y no se puede visitar, pero desde su exterior se aprecia parte de la muralla muy reconstruida. A sus pies se encuentra la iglesia de Sant Martí, actualmente iglesia parroquial. Destaca su portalada occidental con unas arquivoltas con dibujos geométricos y unos capiteles decorados con animales, pero la piedra arenisca está muy desgastada. En su interior sobresalen unas pinturas murales con escenas de la Virgen María como la anunciación, la visitación y también una imagen de una anfisbena, esta serpiente mitológica que tiene una segunda cabeza en lugar de cola y, si bien por un lado estaba considerada como la serpiente más peligrosa por sus dos cabezas, por otro lado, era considerada como protectora de la fertilidad por vivir bajo tierra y conocer los secretos del útero de la Tierra.

 

Sant Andreu de Can Pallot

Un camino rural nos lleva hasta Cal Pallot, un nombre que hace referencia a la abundancia de pallots o tinas excavadas en la piedra que conviven con un espacio funerario lleno de tumbas antropomórficas en el camino que nos lleva del mas (‘caserío’) a una ermita de una sola nave con un ábside y un campanario de espadaña. En su interior destacan unas pinturas murales, atribuidas al maestro de Lluçà, con el arcángel san Gabriel pesando las almas, la psicoestasia, frente al demonio, que pone el pie en un plato de la balanza para desequilibrarla. Probablemente, formaba parte de un conjunto de mayor envergadura dedicado al juicio final. Además, se hallan también unas pinturas de la Virgen María entre el ángel de la anunciación y la figura tal vez de un orante o tal vez del patriarca del templo de Jerusalén.[1] En la parte inferior del ábside unos cortinajes pintados nos recuerdan la típica pintura románica por niveles.

(Foto 6 y 7)

Sant Pau de Casserres

El cercano pueblo de Casserres alberga una iglesia, datada de fines del siglo x y dedicada a san Pablo, cuya principal joya, un frontal de altar conocido como el Frontal dels Àngels, se encuentra ahora en el MNAC.

 

La iglesia es de una sola nave con planta de cruz latina. En la puerta de entrada unos capiteles reproducen el tetramorfos de los capiteles originales que fueron substituidos por su mal estado a finales del siglo xx.

 

 

Conclusiones

1312 fue el año en que la orden del Temple fue disuelta después de las maniobras entre el rey de Francia Felipe IV y el papa de origen francés Clemente V, el mismo que trasladaría la sede papal de Roma a Aviñón. A partir de este momento todos los bienes de la orden fueron incautados y, en el caso de la Corona de Aragón en general o de Puig-Reig en particular, pasaron a manos de la orden del Hospital. Posteriormente y con problemas y luchas de toda clase, las antiguas propiedades del Temple acabaron en manos privadas, y la desidia de unos y la dejadez de otros son responsables de que hoy solo podamos ver con nuestros ojos materiales unas ruinas, aunque con los ojos del alma podamos ver el esplendor de una forma de entender la vida y la guerra.

 

P.S. Por supuesto, todo ello estuvo acompañado de un desayuno con el clásico fuet, un almuerzo de hermandad en un restaurante local y el habitual sorteo de libro.

Joan Puig

Sabadell, 11 de noviembre (Festividad de San Martín, patrón de Puig-Reig).

 

 



[1] “El martirio de la Virgen está sugerido tanto en la profecía de Simeón como en el relato mismo de la pasión del Señor. Este, decía el anciano hablando del niño Jesús, está puesto para ser señal de contradicción, y a ti misma, añadió, dirigiéndose a María, una espada te atravesará el alma (Lc 2, 34-35).” (SAN BERNARDO Sermón para el domingo de la octava de la asunción, 14; extraído de la web circulo-romanico.com)

 

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA