Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

XXVI JdRL de Amidos del Románico del País Vasco-Francia a la Ribeira Sacra

Miércoles, 26 de junio de 2019

 

Al mando de la expedición iba Mikel, el coordinador, y Pablo Becerra. El comodísimo autobús recogió al personal en Donostia con parada en Vitoria para quienes procedíamos de allí o de Bilbao. Durante todo el trayecto Pablo, con su saber enciclopédico, nos fue ilustrando sobre la geografía, la economía, la historia y el arte de las comarcas y pueblos por los que íbamos pasando.

Se hizo una primera parada técnica en Quintanapalla  y continuamos para llegar puntualmente a las doce al monasterio benedictino femenino de San Pedro de Dueñas en Sahagún.La iglesia, en cuyo exterior sobresale una torre cuadrada de ladrillo, es de planta basilical con tres naves. Es un ejemplo del llamado románico mudéjar. Se comenzó a construir en piedra y se terminó en ladrillo. En el interior destaca el capitel conocido como de las siete monjas y un Cristo barroco de Gregorio Fernández.

11373_1.jpg

Estábamos advertidos de que las monjas hacían unas estupendas pastas, así que al salir compramos provisiones bien para el viaje o para llevar a casa. Seguidamente nos trasladamos a Mansilla de las Mulas donde comimos en el restaurante El Hórreo. Ya repuestos y tras corto trayecto en el bus llegamos a León para visitar la Basílica de San Isidoro.

El claustro estaba en obras por lo que no entramos por la entrada habitual. La visita al museo y al Panteón Real  fue guiada. Como creo que todo aficionado mínimamente  al arte románico lo conoce no hace falta ningún comentario. Al salir y delante de la fachada de la iglesia Pablo nos explicó la portada y lo mas destacable de su interior ya que allí no se puede hablar.

11373_2.jpg

Reanudamos el viaje y de una tirada llegamos a Monforte de Lemos donde tuvimos la base para el resto de los días. Al entrar en el pueblo se ve  en lo alto el monasterio de San Vicente del Pino (hoy es el Parador) y el colegio de los escolapios, imponente edificio al que llaman el Escorial gallego, junto al que nos dejó el bus. 

De  aquí cada uno fue a su hotel y por libre pudo disfrutar de Monforte la nuit, con sus tascas y pulperías. Como coincidían las fiestas locales de San Antonio había feria y verbena donde más de uno dio unos pasos de baile.

SEGUNDA JORNADA  JUEVES DIA 13

Salida puntual a las 9:30. Se incorporaron al grupo los dos compañeros madrileños del románico. Se presentó María Buin  la guía de “Mais que Románico Rutas” que nos iba a acompañar durante nuestro recorrido por la Ribeira Sacra.

Durante el trayecto en el bus Pablo nos comentó el programa previsto para el día y a continuación María nos fue explicando las características del amplio territorio que comprende la denominada Ribeira Sacra situada en las cuencas de los ríos Miño y Sil. Está integrada por 22 concellos y será la candidata propuesta en representación de España para ser declarada en 2021 patrimonio de la humanidad por la Unesco. Nos habló también de la organización territorial gallega en concellos, éstos divididos en parroquias y las parroquias en lugares o barrios.

Asimismo nos ilustró sobre las características y peculiaridades del arte románico gallego. Es un románico tardío, del último cuarto del siglo XII y parte del XIII , cuando en otros lugares ya estaba implantado el gótico. El modelo de todo era la catedral de Santiago y hubo tres focos de trabajo, uno en Pontevedra, otro en Portomarín y otro en la catedral de Orense. El elemento diferenciador es el material de construcción que es siempre granito. Todo el entorno es de esta piedra como se puede observar en el paisaje en el que aparecen grandes piedras erosionadas a las que denominan cons.

La mañana la pasamos en el concello de O Sabiñao en el que visitamos tres iglesias:

La primera fue la de Santo Estevo de Rivas de Miño. Como el bus no podía acceder hasta la misma puerta dimos un agradable paseo con vistas a la presa de Belesar entre viñedos y frutales, especialmente algún cerezo con sus frutos tentadores que catamos y degustamos. Nos abrió la iglesia la señora Carmiña.

La fachada es una de las joyas del arte gallego. Se estructura en tres vanos aunque luego el interior es de una sola nave. Tiene gran influencia del maestro Mateo que se aprecia en muchos detalles como en los rizos del pelo de los ángeles. En el interior destaca sobre todo la altura, el rosetón con una tribuna y una ventana sobre el arco triunfal. Es reseñable también una Epifanía con los reyes y una virgen policromada que tiene al niño girado.

 

11373_3.jpg

Al salir hubo que deshacer el camino hasta el bus bajo el sol y con temperatura agradable. En el trayecto hasta la siguiente iglesia , Mikel nos obsequió con un tentempié de las estupendas pastas adquiridas ayer a las monjas. La segunda iglesia fue San Paio de Diomondi. Nos esperaban, uniéndose al grupo, Augusto Guedes de Castro Coordinador de AdR para Galicia y director de la revista Románico, junto a su esposa.

11373_4.jpg

Esta iglesia parroquial, del siglo XII, fue el templo de un monasterio benedictino. Estaba en el camino de Santiago de invierno. La fachada presenta también dos arcos ciegos junto a la puerta aunque el interior es de una sola nave. En el muro sur otra puerta tiene un tímpano lobulado sostenido por mochetes de bueyes.

 De allí el bus nos llevó a la tercera iglesia la de Santa María de Seteventos. Destacan en su interior unas pinturas al fresco del siglo XVI que a modo de comic representan la Anunciación y el Juicio Final. Algo fatigados ya de tanto arte el bus nos acercó al restaurante Torre Vilariño, un antiguo pazo donde repusimos fuerzas con una estupenda comida en excelente compañía. 

Bien comidos, repuestos del cansancio y sin tiempo de adormilarnos entramos en el concello de Pantón donde nos esperaban tres iglesias. La primera fue San Miguel de Eire y para llegar de nuevo hubo que caminar un ratillo entre algunos cerezos accesibles al brazo. Esta iglesia perteneció a un monasterio de monjas benedictinas. El exterior llama la atención por una torre campanario rectangular sobre el último tramo de la nave, algo único en el románico gallego. En la puerta norte destacan sus mochetas decoradas con un Tetramorfos y en el interior una pila bautismal de inmersión decorada con sogueado.

11373_5.jpg

La ultima visita prevista era la del monasterio del Divino Salvador de Santa María de Ferreira conocido como de las madres Bernardas. Se cree que fue un monasterio dúplice, es decir, de monjas y monjes que compartían la iglesia durante doscientos años. Pero el Papa ordenó que fuera unisex quedando como femenino adoptando la forma cisterciense. Solo la iglesia es románica porque el resto de las dependencias son añadidos de los siglos XVI, XVII y XVIII. La fachada es barroca. En el claustro renacentista hay una pieza romana que se encontró enterrada y que los expertos dicen que es un termopodio, una mesa de piedra con huecos para mantener la comida caliente. Antes de marchar en la tienda de las monjas nos aprovisionamos de sus dulces artesanales.

Y como colofón románico de la jornada se nos regaló la visita no programada a la iglesia de San Fiz de Cangas. Es de una sola nave con espadaña y un tímpano de singular decoración geométrica de cuadrados. En el interior hay unas pinturas murales sobre el martirio de San Sebastián. Y ya un tanto saturados con tanto arte regresamos a nuestra base en Monforte, mientras María nos fue señalando algunos bares, tascas y restaurantes donde completar la jornada a la noche ya que no solo de arte vive el hombre.

TERCERA JORNADA, VIERNES DIA 14

Con una puntualidad británica como ayer, hoy nos desplazamos a la parte ourensana de la Ribeira Sacra en un bus más pequeño para poder acceder a todas las iglesias previstas. María explicó que en esta zona en la edad media estuvo la mayor concentración de monasterios de Europa, otras curiosidades como que   esta  es una tierra de afiladores, que de aquí era originario un personaje llamado el sacamantecas y su historia, o de las características de los ríos Miño y Sil y su confluencia.

La primera visita fue a la iglesia de Santa Maria de Xunqueira de Espadañedo. Es el único resto románico del antiguo monasterio medieval. Nos lo explica Eugenia la guía del lugar. La iglesia es de un románico avanzado sin decoración por ser del cister. El ara del altar era el doble de ancha pero se cortó por las directrices del concilio Vaticano II de oficiar la misa de cara a los fieles. En los restos del claustro llaman la atención tres relojes de sol uno de ellos con números romanos y otro con números árabes.

La segunda estación fue el monasterio de San Pedro de Rocas. Además de la iglesia alberga el centro de interpretación de la vida monástica. Lo mas singular es un campanario de dos huecos sobre una gran piedra natural del lugar. Está también la fuente de San Bieito cuyas aguas tienen propiedades terapéuticas curando verrugas. 

11373_6.jpg

De allí fuimos ya al monasterio de Santo Estevo de Rivas de Sil, el más importante de la región durante la edad media. Hoy es un parador nacional y allí almorzamos en un precioso comedor donde antiguamente estuvieron las caballerizas. El menú fue magnífico bien regado con vinos blancos y tintos de la región.

Tras los cafés, comenzó la jornada vespertina viendo la fachada barroca con sus tres escudos, uno con nueve mitras por los nueve obispos que aquí se retiraron, otro de la congregación y el escudo imperial de Carlos V. La iglesia, de fachada renacentista, tiene una cabecera románica de tres ábsides siendo el central de menor altura que los laterales. En el monasterio hay tres claustros el de portería, el de obispos y el pequeño.

Subidos ya al bus la carretera discurrió por los preciosos acantilados del caa todo el panorama desde Monforte.  cel de porteresbecera romuisa de cara a los fielesñón del Sil y para contemplarlos  mejor paró en el mirador de Cabezoás desde el que se veía todo el panorama. La siguiente parada fue en el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil. Fue un priorato masculino dependiente de Santo Estevo. La iglesia es románica de finales del XII con planta de cruz latina.

11373_7.jpg

De camino de vuelta el bus pasó por el centro de Castro Caldelas. Según nos acercábamos María nos fue hablando de las bicas, que son bizcochos típicos del pueblo . Nosotros habíamos probado como postre en la comida los de Trives, el pueblo rival cercano, y estaban deliciosas. Así que la parada fue obligatoria para abastecernos de ellas.

El  regreso lo hicimos por un carretera rodeados de vides que llegaban desde el mismo cauce del río y continuaban por encima ,con lo que fue la ocasión perfecta para que se nos ilustrara sobre las variedades de uva, los sistemas de cultivo y recolección, los tipos de bodegas grandes y familiares etc..

Así hasta el regreso a Monforte donde se despidió la guía porque mañana nos acompañaría otra. Entre aplausos por lo bien que lo había hecho, Mikel le hizo entrega de un obsequio. Llegamos algo cansados aunque ello no evitó las salidas nocturnas como otros días.

CUARTA JORNADA SÁBADO DIA 15

Hoy está dedicado a la ciudad de Ourense y sobre todo a su catedral de San Martiño de Tours. Se presenta Begoña la  nueva guía para este día, quien durante el trayecto nos fue ilustrando sobre las características geográficas e históricas de la zona por la que pasábamos y nos adelantó el programa de visitas matutinas.

Llegados a la ciudad hicimos una kalejira comenzando por la fuente de las Burgas donde cumplimos con el rito de palpar el agua que surge a 68ºC. Seguimos por la plaza del Ayuntamiento donde había algo de revuelo porque en ese  momento se acababa de elegir al nuevo alcalde. Callejeando entramos  a la iglesia de Santa Eufemia, barroca que sigue el modelo jesuítico.

La catedral  construida entre finales del XII y comienzos del XIII está en el centro del casco histórico. Se nos explicaron las dos portadas y dentro entre la cantidad de cosas que hay, destacan el retablo gótico de la capilla mayor, el cimborrio octogonal y la capilla del Santo Cristo de un barroco recargadísimo que llega a ser agobiante. La imagen es de estilo gótico y tiene un pelo natural que dicen que le crece. Pero para nosotros la joya a  admirar era el pórtico del Paraíso. Conserva la policromía del siglo XVIII y su disposición es similar al pórtico de la Gloria. Está formado también por tres arcos dobles.

11373_8.jpg

Al salir se nos dio tiempo libre y al estar rodeados de bares y pulperías aprovechamos para picotear, o almorzar según la voracidad de cada uno. Con el buen vino Ribeiro.

11373_9.jpg

A la tarde nos desplazamos  a Ribadavia donde teníamos cita con el sacristán que nos iba abrir de la iglesia del convento de  Santo Domingo, algo excepcional. Allí nos esperó puntual. Es gótica y está dedicada a la virgen del Portal. Nos abrieron también especialmente para nosotros la iglesia de San Juan, románica y la mas antigua de la ciudad. Estuvo presente el párroco en las explicaciones aportando alguna cosa. Seguimos callejeando haciendo un tour por la judería  y llegando a la iglesia de Santiago, también románica del XIII. En su interior destaca una imagen gótica de Santiago de la escuela del maestro Mateo. Las señoras que cuidan la iglesia fabricaban varios tipos de dulces judíos por los que aprovechamos para completar la colección de los que ya llevábamos de los días anteriores.

Continuamos con el tour hasta llegar a la plaza mayor en la que descansamos tomando un refrigerio. Retornamos a Monforte y tras breve paso por los hoteles nos despedimos de la noche monfortina cenando adecuadamente. Al retirarnos a los hoteles había un espectáculo de fuegos artificiales.

 

QUINTA JORNADA DOMINGO DIA 16

Hubo que madrugar un poco más, salimos puntualmente a las 9 camino de casa. De una tirada abandonamos Galicia y nos presentamos en el centro del Bierzo. La primera parada fue en el monasterio de Santa María de Carracedo. Estuvo medio arruinado tras la desamortización y ahora algo rehabilitado.

11373_10.jpg

La iglesia, que es del siglo XV, estaba cerrada por lo que solo pudimos ver la fachada en la que hay dos personajes esculpidos y un Pantocrator encastrado en el muro. A continuación entramos en la parte museística de pago donde Pablo nos fue explicando lo mas destacable: el claustro, la sala capitular, el llamado Palacio Real Leonés y el refectorio.

Ya en el bus, una vez más, el generoso Mikel repartió  un aperitivo de melindres y otros dulces judíos que adquirió ayer. Fueron muy bien recibidos. En poco tiempo llegamos al páramo leones y en  Valdevimbre comimos en el la bodega La cueva del cura. El menú incluyó platos típicos leoneses: morcilla, Tortilla guisada, lechazo y vino de la variedad Prieto Picudo.

Reanudamos el viaje y acercándonos a Vitoria  tomó el micrófono Mikel para la despedida, celebrar lo bien que había salido todo y anunciarnos algún viaje de los que tiene previstos. Dimos entonces un gran aplauso de agradecimiento tanto a él como a Pablo.

Tras los besos y abrazos con quienes continuaban, nos apeamos aquellos que éramos del lugar o de Bilbao y el bus prosiguió hasta su destino final en Donostia.

Texto: Javier Busturia    

Fotos: Mikel Unanue

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA