Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la salida de AdR a la comarca de la Noguera

Viernes, 16 de septiembre de 2016

 

El pasado día 30 de abril nos volvimos a encontrar algunos  amigos  con otros nuevos, aficionados  al arte románico para descubrir o rememorar algunos lugares que por estar un poco lejanos de las rutas más tradicionales, a menudo pasan desapercibidos o son totalmente desconocidos por la gran mayoría de aficionados y entusiastas del arte románico.

A las 09.30 horas, con puntualidad, nos encontramos en Cubells donde ya nos esperaba nuestro guía y asesor Françesc Fitè , un especialista y amante cualificado de esta zona, Profesor de la Universitat de Lleida y autor de muchas obras sobre historia y arte.

Cubells.jpg

 

La primera visita a Sta Mª del Castell de la cual no tenemos noticias sino por el castillo al que está asignada ya en el s-XI .La iglesia es de una sola nave cubierta con bóveda de Cañón de perfil apuntado, reforzada por dos arcos torales. Tiene un ábside semicircular precedido por un arco presbiteral y el interior se ilumina por una ventana doble situada en el centro del ábside y un ojo de buey en el muro sur.

Lo más interesante para la mayoría es la decoración de la fachada sur. Forma un cuerpo que sobresale del muro con forma cuadrada  flanqueado por columnas ornamentales y coronado por una cornisa sobre ménsulas esculpidas. Consta de un arco de medio punto con dovelas profundamente decoradas, guardapolvos y seis grupos de arquivoltas sobre columnas monolíticas exentas. De las diez dovelas que forman el arco de la puerta, la gran mayoría se han decorado con motivos geométricos (rosas, estrellas, círculos) acompañada de representación de animales (pájaros), motivos vegetales y alguna representación humana. También los capiteles de las columnas  forman un friso con diferentes iconografías: entrelazados con conchas y palmetas, serpientes enredadas, ramas y hojas, monstruos y pájaros afrontados. Destacan unos relieves escultóricos curiosos: un centauro y un elefante con la torre del castillo sobre el lomo y un relieve con seis personajes vestidos con túnicas refugiados bajo arcos.

Más tarde nos dirigimos hacia la iglesia de San Pere que hace de parroquia,  con un interés relativo en comparación con Santa Mª. Sobre las 11.00 horas nos citamos en Camarasa un punto estratégico por el cruce sobre el rio Segre y el Noguera Pallaresa y  como Cubells plaza fuerte importante en la Alta Edad Media.

Allí destaca la iglesia de San Miguel una ruina consolidada y magnifica que nos permite adivinar algo de su pasado estrechamente ligado al castillo del que formaba parte, situado en una posición estratégica sobre el Segre. De esta fortaleza todavía quedan algunos elementos: un tramo de muralla en la colina y dos torres, una rectangular y no completa y una torre albarrana casi cuadrada y bastante bien conservada.

San Miguel.jpg

En cuanto a la iglesia de San Miquel, aunque la documentación nos habla de San Pedro como antigua advocación, nos encontramos con una suntuosa ruina que corresponde a mediados del s-XII y mediados del s-XIII. Es de una sola nave, con un ábside semicircular alargado  con un gran transepto, reformado más tarde con una apertura de una capilla lateral al norte. El ábside se alza sobre un zócalo muy alto y presenta decoración de arcos, palmetas y semicolumnas de capiteles con esculturas. Las ventanas del ábside también tienen columnas y capiteles esculpidos en el interior que fueron arrancados y desaparecieron, aunque queda uno depositado en el MNAC. Este conjunto escultórico de San Miquel se ha datado  en el s-XIII y se distinguen diferentes autores, encuadrados todos ellos dentro de la llamada Escuela de Lleida.

Abandonando Camarasa  nos dirigimos por la carretera que bordea el rio Segre, hacia las Avellanes por un paisaje muy civilizado con un día de buena luz clara y un calor moderado. Una vez en el monasterio  de Sta. Mª de Bellpuig de les Avellanes el hermano marista Robert nos da las explicaciones pertinentes. Este monasterio que nunca fue terminado, fue el primero y durante mucho tiempo la única casa religiosa premostratense de Catalunya. (Agustinos con una vida más austera y monacal) De la época románica solo queda el claustro y posiblemente el refectorio aunque con modificaciones. La sala capitular es del s-XIII. Aunque el claustro estaba en obras pudimos apreciar que esta adosado a la iglesia y es de planta rectangular. Los brazos cortos de las galerías quedan divididos en dos tramos por un pilar central y tienen 8 arcos de medio punto que descansan sobre diez pares de columnas. Los únicos elementos ornamentales de los arcos son unas molduras de puntas de diamante en los ábacos. Los motivos se basan en elementos vegetales, figuras humanas y animales. Aunque de la iglesia solo se llegó a construir los ábsides y el transepto en el s-XIV, el monasterio estaba bien dotado de elementos ornamentales como los sepulcros de los condes de Urgell magníficas muestras de escultura gótica que recalan en la actualidad en Los Claustros de Nueva York.

Claustro.jpg

Como estaba bien previsto por la organización, para saciar nuestra hambre, procedimos a una abundante comida al lado mismo del claustro del monasterio, que como espacio no está nada mal  aunque cuando acaben las obras podrá recobrar su magia.

Después de comer nos dirigimos hacia Àger, la capital de la zona y con un recinto fortificado que albergaba castillo, la colegiata de Sant Pere y un palacio condal. La zona del castillo tenía una muralla propia que abarcaba la fortaleza y el barrio eclesiástico de la canónica. Quedan diferentes vestigios por todas partes que cubren épocas desde el s-IX al s-XVIII. Los orígenes de la canónica los situaremos hacia la primera mitad del s-XI favorecida por el mitificado Arnau Mir de Tost y sus descendientes. A lo largo del s-XII consigue el máximo esplendor lo que le provoca muchos enfrentamientos con otros poderes feudales y las comunidades. Su decadencia y deterioro comienza en el s-XV.

Interior.jpg

Las ruinas de la antigua canónica - con restauraciones recientes - muestran magnificencia y monumentalidad  así como una gran mezcla de  estilos e intervenciones. Dada la complejidad de los restos: con iglesia superior, iglesia inferior, cripta, palacio adosado….solo enumerare algunos aspectos más destacables remitiendo a Catalunya Románica para profundizar.

La planta de la iglesia superior es casi cuadrada y de tipo basilical con cubiertas de bóveda de cañón. Un transepto con cúpula y campanarios de torre, de los que solo queda uno. Las naves tienen a levante tres ábsides semicirculares casi incorporados a la muralla. La iglesia inferior – Santa Mª la Vieja – mantiene planta y divisiones  casi pre-románicas propias del s-X. Tiene la originalidad de tres naves separadas entre ellas por paredes y comunicadas por arcos. Corona esta cripta un ábside semicircular con tres ventanas aspilleras al exterior. La colegiata de Àger posee uno de los conjuntos más interesantes de escultura del s-XI en Catalunya que se encuentran repartidos por varios museos. También tenía decoración pintada del s-XII fragmento de los cuales se conservan en el MNAC.

Exterior.jpg

 

Después de abandonar Àger nos dirigimos bordeando el Segre hacia la baronía de Sant Oïsme con un magnífico ejemplo de torre de vigilancia- que algunos se atrevieron a coronar, en un pequeño recinto fortificado con preciosas vistas sobre el rio. Sant Oïsme deriva de Santa Eufemia primera denominación ya citada en 1099 – plena época románica – Consta de una torre circular de 14 metros de altura y un grosor de 1,5 metros sobre una plataforma irregular con forma de rectángulo, que tiene dos puertas y varios pisos. Cercana a la torre se encuentra la iglesia – s-XI – que se inscribe dentro de la tipología del románico lombardo. Es de una sola nave con cabecera trebolada hacia oriente con tres ábsides semicirculares. En cada ábside se abre una ventana doble y en el muro del oeste una ventana cruciforme. La pequeña nave tiene un techo de vuelta de cañón semicircular y dos arcos torales y en tan reducidas dimensiones tiene  un ábside central sin presbítero. Esta capilla se dedica a San Bartolomé.

Grupo.jpg

A lo largo de la tarde se fue levantando un impresionante vendaval que nos impedía disfrutar del bonito paisaje. Por lo que una vez realizada la foto de familia, con accidentado final, los Amigos del Románico vuelven a sus hogares. Gracias por venir y hasta la próxima.

José Luís González. Junio 2016

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA