Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la JdRL en tierras de Cinca y Monegros

Viernes, 22 de abril de 2016

 

Las crónicas pueden tener lecturas sesgadas, de final hacia delante o alteradas temporalmente. Para facilitar este ejercicio de intemporalidad, comienzo narrando el insólito e inesperado final de una maravillosa Jornada de Románico Local en la que redescubrimos, (o descubrimos) la historia, hecha huella en las piedras de Aragón.

De vuelta a Zaragoza en nuestro autobús lleno de buenos recuerdos y en pleno proceso digestivo de una espectacular y sabrosa ingesta en el pueblo cuna de Miguel Servet, nos vimos sorprendidos por lo que al parecer era un ensayo general y bastante adelantado de un interminable Paso Procesional  a tamboreado por la calle principal de un precioso pueblo monegrino que cuenta con laguna y todo.

Quedamos atrapados y resignados hasta que la Guardia Civil se compadeció de nosotros. Después de dirigir una compleja maniobra de media vuelta, y precedidos por una furgoneta de Atestados con sirena y fogonazos de luces multicolores, fuimos conducidos por calles, callejas y cuasi vericuetos, a veces señalados por un disco circular rojo con una amplia franja horizontal blanca, apartando a otros coches que extrañamente circulaban en contra de nuestra protegida y no ortodoxa dirección. Por lo que al cabo de unos momentos nos encontramos en la salida del pueblo, donde  fuimos saludados por los números de la Benemérita que nos desearon un feliz viaje.

Realmente a parte del happy end, fue un día magnifico, el sol lució en un cielo azul intenso de pre primavera, haciéndonos olvidar los gélidos vientos, denominados Cierzo, que estaban galopando por Zaragoza.

Llegando a Fraga el espectáculo cromático de árboles frutales en flor tiñendo el paisaje de tonos fucsia, blancos o rosados nos cautivó. Desde allí y acompañados por Amigos oscenses, catalanes, madrileños, navarros, burgaleses, donostiarras etc. nos dirigimos a Villa Fortunatus un complejo edilicio excavado en los años 80 que permite contemplar la organización de una importante mansión romana, alrededor de un patio porticado o peristilo datado en el siglo I de la Era. Allí están, también, las huellas en piedra de una importante Basílica paleocristiana del siglo VI con tres naves,  ábside cuadrangular y baptisterio.

10905_1.jpg

Las explicaciones, amenas y doctas de Ana Isabel Lapeña apreciada Doctora en Historia Medieval, nos guiaron como experta Cicerone durante el resto de la Jornada de Románico Local.

Una emergente Iglesia Templaria, Santa María de Chalamera, situada  en una colina próxima al rio Cinca nos esperaba con sus cuidadas proporciones, mostrándonos un equilibrado ábside con tres ventanas enmarcadas en doble arco de medio punto con capiteles y columnas el interior. Cuenta con un cimborrio octogonal construido sobre el crucero, que emerge de la cubierta. Al acercarnos, subiendo la empinada cuesta, descubrimos unos  paños de sillería de perfecta traba, con numerosas marcas de cantero, paños que definen una planta de cruz latina integrando dos ábsides menores en la ortogonalidad de la planta.

10905_2.jpg

Sin duda el paño septentrional de Chalamera es donde mejor se aprecia el cuidado diseño de la pieza. La abocinada portada con seis arquivoltas y cornisa queda coronada por una ventana saetera de importantes dimensiones con arquivoltas, replica o sugerencia de los rosetones que serán utilizados en otras arquitecturas. La obra, realizada entre los siglos XII y XIII, es un buen ejemplo de simbiosis entre  Románico tardío y arquitectura templaria.

De allí nos trasladamos al Monasterio de Sigena esperando la vuelta de algunos de los bienes que no sabemos si vienen o no vienen. Sigena fue un Monasterio Real que custodiaba el tesoro Real, fue edificado con el patrocinio la reina Dª Sancha, esposa de Alfonso II de Aragon en el siglos XII, ampliándose en siglos posteriores. Hoy denota en su sillería los daños del tiempo y de la humedad de sus cimentaciones.

Catorce arquivoltas denotan el espesor del muro que abocinan que conforma la espectacular Portada de la Reina, próxima a la torre de señales con sus esquinas circulares. El claustro es la parte más deteriorada de conjunto.

10905_3.jpg

Este Monasterio fue abandonado por las monjas de San Juan de Jerusalén en los años 80, después de haber realizado ventas de su patrimonio en 1982, 92 y 95.  Actualmente las hermanas de Belen y de la Asunción de la Virgen y San Bruno lo habitan. Dos religiosas nos recibieron y nos permitieron la visita  tras una auténtica lección de la Profesora Lapeña.

En perfecta armonía celebramos una grata comida de hermandad. Es de justicia agradecer las buenas maneras, trabajo y dedicación del coordinador de AdR en Aragón y su equipo, que  nos prepararon una jornada perfecta.

Hasta la próxima en Junio

Ángel Farinós

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA