Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de VII JsAR, San Sebastián del 5 de Marzo

Lunes, 28 de marzo de 2016

 

Una mañana lluviosa y fría que un invierno retrasado nos regala un 5 de marzo en Donostia nos reúne a un nutrido grupo de amigos del románico y de la historia para asistir a una serie de  sugerentes conferencias.

Público.jpg

La primera ponente debía ser Francesca Español, que debido a un gravísimo problema personal, tuvo que ceder su puesto a Anabel Lapeña Paúl  (Doctora de Historia Medieval Universidad de Zaragoza). Anabel fue capaz de regalarnos una conferencia magistral preparada en menos de 24 horas, dejándonos muestras de su grandeza de conocimientos y aún más de su grandeza personal.

SIGENA: Un monasterio femenino para la casa real y la nobleza aragonesa.

Monasterio fundado por Doña Sancha de Castilla, hija de Alfonso VII en el año 1184 para la mujer en la corona aragonesa. Anteriormente había sido el de Santa Cruz de la Serós. Se trata de un monasterio dúplice de la orden militar de San Juan de Jerusalén, receptores principales del testamento de Alfonso I El Batallador. El monasterio se encuentra en los Monegros, construido con piedra arenisca y encima de una laguna subterránea, lo cual le ocasiona graves problemas de conservación, en una encrucijada de caminos entre Zaragoza, Huesca y Barbastro que daba servicio a una monarquía itinerante.

Anabel Lapeña.jpg

Se fija una priora en el año 1188 que queda al mando de hombres y mujeres, pero es Dª Sancha quien regula todos los pequeños detalles. El monasterio domina un gran territorio de 25.000 Ha y otorga cartas de población para la consolidación del territorio por pobladores cristianos. Es depósito de una parte del tesoro real de Pedro II, hijo de Dª Sancha, que muere luchando contra el papado defendiendo a los cátaros en Muret (1213). Es sede de archivos de Pedro II y Jaime I, nieto de Dª Sancha, y panteón real.

La comunidad de frailes acabó sometida a la femenina, sirviendo estos para la confesión  la recogida de diezmos y primicias.

En principio la regla a seguir fue la de San Agustín, pero las órdenes militares y la de San Agustín no regulaban bien una orden femenina y se creo una nueva regla (1188) en la que se regulaba hasta el más mínimo detalle y que acabó siendo la regla para todos los monasterios de San Juan de Jerusalén. La portada es regia, con 14 arquivoltas y una gran desnudez decorativa siguiendo la simplicidad cisterciense. Mientras hubo prioras vinculadas a la casa real hubo dinero, pero tras la desamortización y la guerra civil quedo en ruinas. Hasta que los hospitalarios tuvieron Malta las monjas vestían de blanco, después de su perdida lo hicieron de negro. Las pinturas de la sala capitular se encuentran actualmente en el MNAC. Dichas pinturas son de filiación inglesa ya que los normandos toman Sicilia donde se encuentra la hija de Dª Sancha y estos artistas llegan a Sigena con un estilo muy naturalista mostrando imágenes del antiguo testamento y de la vida de Jesús.

La siguiente ponente fue Belén Luque (Directora del Museo Diocesano de Jaca) con la conferencia: “La mujer como imagen del poder: Dª Sancha Ramírez”.

Belén Luque.jpg

La Condesa Doña Sancha Ramírez fue una mujer querida y odiada a partes iguales por sus contemporáneos. Hija de Ramiro I y Hermisenda fue educadora de reyes aragoneses (Pedro I y Alfonso I).  Al fallecer su madre en el parto de uno de sus hermanos y quedarse su padre con unos hijos muy pequeños, Sancho Ramírez, el heredero, es entregado al monasterio de Santa María de Iguácel en el valle de Garcipollera y Sancha es casada con 13 años con el conde Hermengol III de Urgel para asegurar la frontera oriental entre la Ribagorza y los belicosos condados catalanes, a su vez Sancho Ramírez también es casado con la hija del conde de Urgel sellando el pacto de no agresión en el año 1062.

Tras la reforma gregoriana el matrimonio se celebra ante la iglesia y se deben cumplir tres requisitos: la mujer era entregada por el padre en una ceremonia de carácter público (fiesta de esponsales), el marido debía entregar una dote a la mujer que ella podía administrar como quisiera y los padres entregaban otra dote llamada “de raíz”. Cuando se iba a un monasterio también entregaban una dote como le sucede a la otra hija de Ramiro I, doña Urraca.

Queda viuda después de que su marido muere de camino a Monzón tras la conquista de Barbastro y hace uso del “derecho de viudedad aragonesa” por el cual tiene derecho a disfrutar en usufructo de las propiedades del marido mientras no se case otra vez. Cuando Sancho Ramírez se vuelve a casar, Dª Sancha se va a vivir con sus hermanas al monasterio de Santa Cruz de la Serós, no como monja, sino como viuda acomodada. Monasterio con patrocinio real pues había entregado Ramiro I a su propia hija Urraca y también estaba su otra hija Teresa.

Valderrama y Luque.jpg

Su hermano la responsabiliza de nombrar los puestos importantes en su monarquía y la encarga las relaciones con el papado. Después del viaje a Roma de Sancho Ramírez (1068-1070) se regulariza todo el reino: Jaca se convierte en capital, se instaura la canónica agustiniana, el rito romano, la acuñación de moneda y se introduce el románico. Se proclama el Fuero de Jaca (1077) por el cual la mujer podía denunciar a su agresor, se mejoran la dotes y en general se salvaguarda la honra de la mujer. Su hermano, el obispo García, pierde la dirección de la comunidad del monasterio de San Pedro de Siresa, capilla real de Aragón, y Dª Sancha se convierte en administradora del obispado siendo la principal valedora de la reforma de su hermano. Muere en 1095 y es enterrada en Santa Cruz de la Serós. Su sarcófago, que llega a Jaca en 1622, es de las primeras décadas del siglo XII y es un encargo de su sobrino Pedro I en homenaje a la veneración que sentía por ella.

Lo más interesante del sarcófago es el frontal, con la imagen de las tres hermanas y la sensación de viveza que nos quiere trasladar el artista. En el centro aparece el alma de Dª Sancha y las águilas haciendo referencia al evangelio de san Juan debido al carácter funerario y a la izquierda los obispos que acuden al funeral. En los frente menores aparecen unos grifos afrontados y un crismón trinitario. En el frontal trasero hay una lucha de guerreros que puede corresponder a diferentes interpretaciones relacionadas con el momento de la reconquista en el tiempo de la infanta.

La reflexión final es que las mujeres cristianas no fueron meras espectadoras, sino que trabajaron con sus hermanos para consolidar el naciente reino de Aragón.

La siguiente ponente fue Eukene Martínez de Lagos. Dpto. de Historia de la Universidad del País Vasco con la conferencia: “Tú eres la puerta del diablo”.

Martínez de Lagos y Lapeña.jpg

En la edad media las mujeres tienen más importancia de lo que la historiografía las ha atribuido, no están excluidas ni de la política ni de las artes. Hubo un discurso misógino que caló en la mentalidad religiosa y monástica relacionando el género femenino con el pecado y ya desde los primeros padres de la iglesia se relaciona a la mujer con las tentaciones. Se tiene una visión del pecado original como un pecado sexual. Cluny promulga un nuevo sistema moral ante la relajación de costumbres para luchar contra el nicolaismo y la simonía, y se intentó que el clero observara una rigurosa castidad mientras limitaba las actividades de los laicos, ya que no podía prohibirlas, y extendía el ascetismo a toda la sociedad. En Toulouse, Frómista, Santiago y  San Isidoro aparece esta gran influencia de Cluny representando la lujuria y la avaricia. Esta reforma moral es una de las razones de la extraordinaria difusión del “pecado en sí”, del “pecado con mayúsculas”.

La ponente va exponiendo como se pasa de la venus en la antigüedad a la mujer con serpientes y como la tierra pasa de ser la tierra madre protectora a ser considerada el lugar para el pecado. La asociación de la tierra a lo pecaminoso y su asociación con el pecado original se fue transformando a lo largo de los siglos hasta la identificación de la mujer con el pecado original.

En el exterior seguía lloviendo pero nosotros ya estábamos empapados de nuevos conocimientos y entre unas lluvias y otras fuimos caminando hacia el puerto donde se encontraba el restaurante Aita Mari. En ese momento es cuando comienza la verdadera tertulia e intercambio de experiencias  de cada uno de nosotros.

Nos seguimos calando hasta el final de la deliciosa comida.

Cantábrico.jpg

Me gustaría acabar agradeciendo a los organizadores, Lola Valderrama y al equipo de coordinación del País Vasco, su trabajo; sin el cual los asistentes no podríamos haber disfrutado de unas conferencias tan extraordinarias. Aunque tampoco podemos olvidar mencionar al Museo de San Telmo y  a los amigos que hacen posible que estas jornadas se lleven a cabo. 

José Manuel Barrero Olarte

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA