Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la IV JsAR en San Sebastián-Donosti

Miércoles, 10 de abril de 2013

 

El pasado sábado 2 de Marzo nos reunimos en el evocador marco del museo de S. Telmo de San Sebastián,  un numeroso grupo de amigos y simpatizantes del románico, para asistir a un trío de conferencias que prometían un enorme interés dada la categoría intelectual y humana de los ponentes.

Tras unas palabras de presentación por parte de nuestra coordinadora Lola Valderrama, como organizadora y “alma mater” del acto, empezaron los conferenciantes a exponer sus temas.

Cartel.jpg

En primer lugar disertó el profesor Mikel Bilbao (UPV-EHU), que ya nos había sorprendido gratamente en la visita guiada que el pasado Enero nos hizo por el insospechado Bilbao románico. Fue un placer escucharle hablar sobre “El siglo XIX y el Románico: del estudio científico a su huella arquitectónica historicista”.

El profesor Bilbao nos vino a decir que si bien el siglo XVIII con su espíritu ilustrado empezó a poner en valor de una manera ordenada el análisis de muchas disciplinas, entre ellas el arte, no fue hasta el siglo XIX cuando se estudió y desarrolló de una manera sistemática y científica la historia del arte como disciplina académica y, derivada de ella la crítica de arte.

Fue en el XIX cuando se acuñó el término “románico” para referirse a un amplio periodo de la historia del arte medieval. Así mismo en esta centuria las teorías de John Ruskin o Viollet-le-Duc entre otros, propiciaron una inusitada mirada al mundo medieval que tuvo un gran impacto tanto en el ámbito de la restauración de monumentos, como en la creación de nuevas arquitecturas en clave neo-medieval.

El término “románico” no se aplicaba al arte sino a cuestiones ligadas con la lengua, hasta 1818 no se usa por primera vez aplicado al arte, y en 1824 Beaumont lo utiliza para la escultura en Normandía aunque empleándolo para el periodo desde la caída del imperio romano hasta el siglo XII.

Claustro.jpg

Los mayores factores de cambio tienen que ver con la llegada del Romanticismo, que propicia el descubrimiento del arte medieval nacional de cada uno de los países europeos, entre ellos España.

Otro factor es la conciencia que se toma en cuanto a protección, restauración y custodia en el ámbito legislativo; en España desde 1844 (Carlos IV) y no es hasta 1900 cuando se da la primera ley para la catalogación de monumentos.

En el siglo XIX donde mejor se aprecia la mirada del arte medieval es en la arquitectura, teniendo especial relevancia la figura de Viollet-le-Duc que proponía devolver los edificios históricos a su esencia original, eliminando todo lo accesorio y haciendo restauración agresiva, aunque muy racionalista, y que dio lugar a lo “neo”. Ejemplos de neo: Covadonga, Montserrat, Sirvas de María, la Almudena, Diputación de Bilbao. También habló sobre el diseño y construcción racionalista y neorrománica del cementerio de Derio en Bilbao, e invitó a su visita debido a su encanto.

En base a lo anteriormente expuesto se deduce que la verdadera historia del románico tal como la conocemos empieza en el XIX.

La segunda disertación estuvo a cargo del ínclito y nunca suficientemente ponderado Antonio García Omedes, referente a “Recientes descubrimientos en la catedral de Jaca” donde nos pormenorizó la labor investigativa que ha realizado en los últimos tres años, siendo su exposición un deleite narrativo del estilo del “Código Da Vinci” pero con un rigor insuperable, dejándonos a todos los presentes la necesidad de volver a Jaca para ver su catedral con otros ojos.

Omedes.jpg

El trabajo investigativo fue expuesto mediante la proyección de unas magníficas diapositivas que servían para explicar e interpretar los descubrimientos realizados y sus hipótesis interpretativas, entre las que cabe destacar:

   - La detección de la firma epigrafiada de BERNARD en uno de los grandes capiteles de la catedral, abriendo la posibilidad de que se refiriese al genial escultor tolosano Bernardus Guilduinus.

  - La interpretación que hace respecto a la “cuarta cara” (habitualmente oculta) del capitel de David y los músicos que está trabajada de tal manera que le hace pensar que formaba parte originalmente, del parteluz de la portada occidental, sustentando el tímpano decorado con el crismón.

  - El estudio de las marcas de cantero de la seo jaquesa mediante más de 2000 fotografías, le ha permitido elaborar un estudio sistematizado para ubicarlas en la fábrica del templo original, logrando de esta manera una serie de interesantísimas conclusiones referentes alas distintas fases edificativas del templo.

 - El hallazgo, fruto del estudio anterior, de varias piezas escultóricas repicadas y reutilizadas, y que sin lugar a dudas corresponden a un zodíaco que en su opinión estaba ubicado en el desaparecido ábside central jaqués.

Sin duda lo mas destacado de su charla fue el soporte gráfico, que acompañado de sus geniales hipótesis fruto de un conociendo exhaustivo del románico europeo próximo y del aragonés en particular, nos deja con las ganas de poder volverlo a ver de manera mas tranquila a la espera de una publicación que confiamos lleve a cabo.

 Conferencia.jpg

La tercera y última ponencia estuvo a cargo del profesor Manuel Castiñeiras que nos ilustró, con sorpresa, sobre las interpretaciones de “El Tapiz de la Creación: un universo románico”.

 A través de su exposición fue relatándonos como si de una novela de misterio se tratase, lo que podíamos definir como la quintaesencia o el paradigma del conocimiento ilustrado que se tenía a finales del siglo XI sobre la creación del mundo.

 El supuesto tapiz, que en realidad no lo es, como bien nos demostró por sus características, usos y dimensiones, se trata de una obra excepcional y casi única en su género, en la que se combina de una manera expresiva todo el conocimiento que en aquella época se tenía sobre el repertorio bíblico de la creación, la cosmografía del calendario y la historia de la leyenda de la Vera Cruz.

 El descubrimiento de las claves que permiten la reconstrucción de su peculiar contexto histórico, así como su probable comitencia femenina y su posible función litúrgica y ceremonial en la catedral de Gerona, son las incógnitas que a través de un trabajo riguroso y documentado, nos va desvelando el profesor Castiñeiras de una manera amena y casi novelesca, lo que nos permitió disfrutar enormemente hasta la resolución del enigma. En este caso, afortunadamente, podemos recrearnos en la lectura pormenorizada de este magnífico trabajo investigativo y de erudición, al poder contar con la publicación en un libro de todo lo relatado.

Terminado el acto participamos en una comida de hermandad en el mismo museo, lo que nos permitió a continuación visitarlo de la mano de la encargada del mismo.

Además de a los ponentes anteriormente citados y a Lola como organizadora, hay que agradecer a Mikel, Cristina, Ignacio y demás compañeros de S.S. la magnífica preparación del acto que hizo posible su desarrollo. Asimismo, es reseñable la ausencia de Juan Ramón, que siempre puntualiza y enriquece con sus aportaciones las preguntas y dudas que los demás mortales le hacemos.

A la espera de que esta jornada que se ha constituido en un clásico de pre-primavera se vuelva a repetir en años sucesivos con tan buen resultado, a todos mi reconocimiento y gratitud. 

Jose Antonio Villanueva

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA