Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

S.O.S.Románico: Finalizada la restauración de la Iglesia de San Juan de Ciliergo de Panes

Lunes, 08 de abril de 2013

 

Debido a lo abrupto de la cordillera, la zona asturiana -principalmente la agobiada por "Picos"- no sigue el ritmo de la Meseta y del resto de Europa en asimilar la evolución del Románico, sino hasta finales del siglo XII. Así el nombre de Ciliergo se menciona, por primera vez, en un documento de 1184, con ocasión de un pleito por su propiedad entre los obispados de Oviedo y Burgos.

10420_6.jpg

Hoy se conoce  este templo -ubicado en la localidad de Panes, del concejo de Peñamellera Baja- como San Juan de Ciliergo, aunque no siempre fue así, ya que en algunos documentos aparece con el nombre de Santiagnes, quizá por hermandad con la antigua abadía cercana, hoy desaparecida, de los monjes de San MIllán.

Su nombre vuelve aparecer en el Libro de las Behetrías, de mediados del s. XIV, y, posteriormente, es citado como cabecera parroquial de un puñado de iglesias cercanas -cuyos bellos y sonoros nombres, aún vigentes, no me resisto a transcribir: Alevia, Siejo, Hontamió, Colosía, Lles, Orejuz, Rodriguero, La Serna, Tobes-, condición que pierde a principios del s.XX, a consecuencia de una reforma administrativa eclasiástica, la cual marcará el inicio de su decadencia hasta pasar el edificio de manos privadas, en las que se ha mantenido hasta fecha muy reciente cuando el Ayuntamiento de Pellameñera Baja negoció con sus propietarios la inclusión de la iglesia en el patrimonio público.

10420_2.jpg

Se trata de una pequeña iglesia con una sola nave, de planta rectangular, que se estrecha a la altura del arco triunfal, hacia una cabecera cuadrada, con sacristía adosada al muro norte, junto al antiguo cementerio parroquial.

10420_1.jpg

Aunque algunos autores suponen que hubo primitivamente bóveda de cañón, parece lo más probablemente la cubierta a dos aguas, más propia de las iglesias rurales del entorno, Así lo afirma, por propia experiencia, Cecilio Testón: "A principios de los años cincuenta yo tuve la suerte y oportunidad de acompañar a Magín Berenguer... Y recuerdo que en Ciliergo, que todavía tenía servicio adosado de cementerio para colosía, en la parte del presbiterio hicimos catas en el suelo y encontramos enterramientos, así como testificamos que la techumbre destruida y quemada de la nave hasta el arco triunfal había sido de madera y no abovedada, porque en el suelo constatamos la cantidad de vigas carbonizadas por el incendio durante la guerra civil (1936)".

Como se aprecia en la fotografía antigua del edificio, los flancos meridional y occidental estaban protegidos por un pórtico que desapareció en la años de la referida guerra. Hasta no hace mucho tiempo eran visibles los huecos donde encajaban las antiguas vigas, que soportaban la techumbre. Aún existe el murete de lo porticado con unas puertas de influencia normanda en la parte exterior y de medio punto en la interior, todo lo cual ha sido remozado recientemente.

10420_4.jpg

Las portadas apuntadas corresponden, pues, a los muros sur y este, y, en el primero, un aspillera recercada de sillares y una saetera con derrame externo.

Lo más interesante es la cabecera, que conserva el arco triunfal, de doble rosca de medio punto, cuyo guardapolvo se decora con medios círculos e incisiones, al modo de otras iglesias asturianas. La doble rosca descansaba en columnas pareadas y adosadas a las jambas, y otra acodillada exterior hoy desaprecida.

Además de todos estos elementos, hay que referirse también a la espadaña de dos troneras, con frontón triangular rematado de cruz.

10420_5.jpg

El Consistorio se hizo con la iglesia a través de un convenio urbanístico con la familia propietaria, mediante el cual se recalificó una parte de la finca, que quedó en manos privadas, a cambio de la titularidad de la iglesia, lo que permitió al Ejecutivo emprender las obras de rehabilitación y reforma. Del mismo modo, se han obtenido fondos documentales sobre la capilla románica vinculada al señorío de Colosía y al palacio de San Román, situado a muy poca dsitancia de la iglesia y perteneciente al linaje de los Mier, que dominó varios de los concejos del extremo oriental de Asturias.

La recuperación del edificio y el acondicionamiento del entorno, con un presupuesto de 300 000 euros, se financió, en parte, a través de la subvención concedida por el Gobierno del Principado, tras la aprobación del Taller de Empleo Local para el periodo 2011-2012. Y el resto de la inversión con fondos Leader. Las obras comenzaro al final del 2010 y finalizaron a mediados del 2012.

Finalmente, Amigos del Románico, agradece a la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, al Consistorio de Peñamellera Baja, especialmente en la persdona de su alcalde actual y a la Asociación Deva-Cades, por el interés demostrado en rescatar de la desidia uno de los monumentos románicos más interesantes de la zona oriental de región. 

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA