Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la VIII JRL: Por Álava con el Profesor L. de Ocáriz

Lunes, 24 de octubre de 2011

 

Por el románico de la diócesis de Vitoria-Gasteiz: 

El sábado 17 de Septiembre a las 9 de la mañana amenazaba lluvia en el parking de Mendizorroza donde un grupo de “amigos” esperábamos en animada conversación al autobús procedente de San Sebastián que no acababa de llegar, Un cuarto de hora más tarde aparecía el “Iparbus” con Lola Valderrama un poco nerviosa y pidiendo disculpas por el ligero retraso. Cuando en el autocar el profesor José Javier López de Ocariz tomó la palabra, todos tuvimos la sensación de que, a pesar de los amenazantes nubarrones, nos esperaba una maravillosa jornada de inmersión en el románico alavés.

Comenzamos visitando el monasterio de Estíbaliz, cabeza de puente de los benedictinos y foco de influencia cluniacense, donde disfrutamos de las explicaciones del profesor López de Ocariz ante el bello ornamentum esculpido en la dúctil piedra blanca de la Porta Speciosa. Tras bordear los tres ábsides accedimos al interior del templo para analizar sus elementos arquitectónicos y escultóricos, entre los que nos llamaron poderosamente la atención los magníficos capiteles de las pilastras del crucero que desarrollan el ciclo del Pecado Original y la Anunciación, y que el profesor López de Ocariz resumió magistralmente con la frase “Ave contrapuesto a Eva.”

Panorámica exterior.jpg

En Argandoña visitamos la parroquia de Sta Columba con su esbelto ábside de arquillos polilobulados y su hermosa portada, en cuya decoración encontramos claras similitudes con Estíbaliz. Ya en el interior del templo, Juanjo Galdós colaboró con el profesor añadiendo algunos detalles sorprendentes sobre el ventanal del ábside, oculto tras el retablo, cuyas fotos prometió subir a la página web.

A las 11:30 llegamos a Alegría-Dulantzi, que celebraba la Gazte-jaia, para tomar el “hamaiketako”. Nos dirigimos a la taberna Elizalde donde disfrutamos de un exquisito pincho de tortilla con banderilla picante.

Grupo dialogando.jpg

De Alegría el autobús se dirigió a la ermita de Sta María de Aiala enclavada en un hermoso paraje junto a una vía romana, paso de peregrinos. Tras un interesante debate sobre la descripción de uno de los elementos decorativos como “bola con caperuza” o “semilla de acanto”, pudimos admirar la elegantísima portada decorada con fustes y columnas simplificados, allí Patxi nos explicó las vicisitudes del pórtico durante los últimos años.

En Gazeta (Añua) la iglesia de la Natividad nos sorprendió con su peculiar combinación entre románico y gótico. Además de la elevación de su ábside decorado con óculos polilobulados, nos llamaron la atención los potentes canecillos y la fina decoración vegetal de sus bellos capiteles. En el pórtico una recia “arca de misericordia” dio pie a que el profesor nos explicara la antigua costumbre del préstamo de grano entre las familias necesitadas. El interior, la iglesia nos guardaba otra sorpresa, unas misteriosas pinturas en el ábside de temática profana.

Sin embargo, uno de los mayores misterios de la jornada fue el hecho de que el restaurante Aldaia (Ariñez) cambiara de sitio a última hora, lo que hizo que llegáramos a las 14:30, media hora más tarde de lo previsto. En el restaurante degustamos un menú especial “Amigos del Románico” y tras el postre, se agradeció la colaboración de Juan Ramón Ugarte y del profesor López de Ocáriz a quien Lola Valderrama hizo entrega del crismón ADR.

Entrega del crismón.jpg

En Armentia nos esperaba uno de los platos fuertes del día, la basílica de San Prudencio. Una vez analizado el exterior del ábside obra del Primer Maestro, con sus hermosos capiteles figurados, se procedió a realizar la foto de grupo. Ya en el interior del templo, prestamos especial atención a la obra escultórica del Primer Maestro en el ábside y a la del Segundo Maestro en el resto de los capiteles y tetramorfos del crucero. Sin embargo, lo más interesante fue el recorrido por el atrio en el que aparecen incrustados importantes piezas procedentes de otros lugares de la iglesia atribuidos al Segundo y al Tercer Maestro. Impresionante la inusual temática de la Anástasis con  la figura de Jesús en los Infiernos junto a un conjunto diabólico espectacular, así como el tímpano de la Ascensión. Tras el festín del atrio, en el exterior nos esperaban unos hermosos canecillos, posiblemente los mejores del rómanico vasco.

Entrega bolígrafo.jpg

Para finalizar la jornada nos dirigimos a San Vicentejo de Treviño, donde está situada la iglesia de la Concepción. Los últimos rayos del sol realzaban los tonos dorados de la piedra finamente tallada y el silbido de las ráfagas de viento acrecentaban aún más el ambiente de misterio que rodea a la ermita. El profesor mencionó muchos enigmas sin resolver, ¿quién construyó la iglesia?, ¿cómo?, ¿por qué? Pero lo más impactante fue el fuerte contraste entre el espectacular refinamiento del ábside con la simplicidad de la portada. En el interior, a pesar de la oscuridad, se distinguían unos capiteles muy trabajados que parecen reafirmar la hipótesis de que algún acontecimiento traumático originó el declive del edificio. En ese ambiente de penumbra un fuerte aplauso al profesor López de Ocariz puso el broche de oro a la jornada por el románico de la diócesis de Vitoria-Gasteiz.

De vuelta a Vitoria, ya en el autobús, empezó a llover. Una vez más Lola había logrado conjurar la lluvia.

                                                                                               María Jesús Ramírez Díez

 

 

 

 

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA