Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la JdRL en Galicia; viaje por el románico de Vigo

Miércoles, 27 de julio de 2011

 

Honrados y regocijados los adr vigueses por el itinerario escogido en nuestra ciudad “olívica, fiel y valerosa” : fue la expulsión de los franceses lo que nos hizo obtener esta categoría (según nos contó la guía del Pazo- Museo Quiñones de León, además fuimos la primera ciudad del estado español en conseguirlo). 

Nos concentramos a las 10:00 un grupo de adr e invitados en los aledaños de dicho Pazo de Castrelos para de ahí hacer el recorrido por las iglesias más representativas del románico rural de Vigo.

Santa María de Castrelos estaba a la vuelta de la esquina de nuestra inicial cita, pero debido al número importante de participantes, ya estaba previsto que el desplazamiento hasta allí fuera en autocar.

Castrelos, de Castrelis, castros fortificados primitivos fueron en sus tiempos lugares si no estratégicos, energéticos tanto la iglesia de Santa María de Castrelos como el Pazo-Museo Quiñones de León están ubicados en lugares privilegiados, el primero por su serenidad y aislamiento y la segunda por su elevación, frente al lejano mar de la ría de Vigo.

En su interior llama la atención sus inesperadas pinturas murales  del s. XIV representando al Maiestas Dómine y a una Epifanía desdibujada.

Interior.jpg

Externamente esos óculos sabiamente labrados en tosco granito en su ábside posterior permanecieron en nuestra memoria.

Santiago de Bembrive (quizá de bene vívere= buen vivir) nos traslada al celebérrimo Camino de Santiago, impensable recorrido en nuestros días, debido al cruce en paralelo de la autovía y autopista del Atlántico. ¡Es difícil imaginar una larga caminata por estos caminos mutilados por la modernidad!

Llama la atención en su interior, la cabecera poligonal y la bóveda escayolada, con tirantes, por el riesgo de un posible derrumbe. Ni estético ni armónico con la iglesia, pero sin duda eficaz. 

Después de una copiosa y distendida comida, nos dirigimos, esta vez por la ruta de la costa a la iglesia de San Salvador de Coruxo. En el interior, la explicación  argumentada del guía en relación a su posible planta basilical abortada nos hizo ver que era simplemente de cruz latina.

En el exterior nos deleitamos con la contemplación de los tres ábsides semicirculares que se conservan del primitivo templo románico. Además de las banquetas, las bancadas, los desgastados capiteles, los canecillos baqueteados…

Interior restaurante.jpg

Una vez acabada esta visita, retornamos al punto de encuentro: El Pazo-Museo Quiñones de León, en donde hubo dos opciones para el grupo. O bien visitar la Exposición interior dedicada al siglo XIX (El nacimiento de una ciudad), o bien visita guiada por los jardines exteriores.

Cualquiera de las dos opciones fue enriquecedora de la historia reciente de nuestra ciudad e interesante la contemplación del trazado de sus jardines de estilo francés e inglés, además de la flora y de la heráldica de la época.

Acabamos la jornada sobre las 8 de la tarde, evidentemente cansados pero contentos de esta salida tan necesaria, imbuidos como estamos en medio de una ciudad de aluvión, caótica, cuyos ojos no se detienen en las huellas del pasado, con la excepción de estos ojos románicos ávidos de historia, arte y cultura, que no se fatigan nunca

                                                                                               Stella Maris      

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA