Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la XI JdRL en Madrid: Románico del MNAC en Mapfre y Retiro en la capital madrileña

Miércoles, 11 de mayo de 2011

 

La mañana del domingo 13 de Marzo de 2011, los Amigos del Románico y sus acompañantes nos fuimos concentrando en el Paseo de Recoletos 23 de Madrid, donde habíamos sido citados para visitar una maravilla de Exposición denominada “El Esplendor del Románico” realizada por Fundación MAPFRE en colaboración con el Museu Nacional d´Art de Catalunya, Barcelona.

Esta piezas de la Exposición, que salió de Cataluña solo una vez en el siglo pasado, y ahora aprovechando la obras de rehabilitación del MNAC se consiguen ver en Madrid con un excelente montaje y mostrando su máximo esplendor.

La visita ha tenido gran poder de convocatoria por lo que ha sido necesario hacer tres grupos de 24 personas, para poderse mover holgadamente por las diferentes salas de la exposición, que está distribuida en dos plantas con la idea de que en la planta baja sirva de marco arquitectónico de la pintura mural y capiteles, completada en la planta superior, fundamentalmente, por objetos y pertenencias de mobiliario.

Camps explica la exposición

Nos encontramos nada más entrar con la reproducción en la planta baja, hecha para esta exposición de una joya, el ábside  lateral de San Quirce de Pedret, los originales de estas pinturas están repartidas en Cataluña, aquí gracias a técnicas modernas podemos observar una muestra de la pintura catalana: vírgenes necias y vírgenes prudentes, la Virgen con el Niño y otros símbolos medievales de la Iglesia.

Ya dentro, en la primera sala nos encontramos con el fresco traspasado a lienzo de dimensiones 1,78 x 3,47 m de las Pinturas de Boí: Lapidación de San Esteban, S-XII. Nos deja atónitos no solo por su composición, sino por su colorido, tonos, representación de la escena terrible de martirio, y además las zonas faltantes se han completado con estudiadas tierras del lugar para formar una perfecta armonía con el conjunto.

No decimos nada de cómo nos impresiona el siguiente mural, correspondiente a las Pinturas de la iglesia San Pedro de Ager: Apóstoles Tadeo y Santiago – SXI-XII, proceden de ábside central, y podemos comprobar cómo se ha elegido a Santiago como portada del libro y folleto de la Exposición “El Esplendor del Románico”. 

Apóstoles de Orcau, S-XII; Pinturas de San Esteban de Andorra con el Cristo de la coronación de espinas, S-XIII; y las maravillosas pinturas del Grifo, S-XIII procedentes del la Torre del Tesoro del antiguo monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos), además de la Disputa y Arresto de Santa Catalina de la Catedral de la Seo de Urgel (Lérida), S-XIII, que ya nos llevan al arte gótico.

Hemos visitado una parte de la exposición y casi nos hemos quedado como el “Papamoscas de Burgos”, para aquellos que no lo conocen, recordaré que es una escultura en la Catedral de Burgos que se queda con la boca abierta sin saber lo que decir por toda la belleza de lo que está admirando.

Pieza de la exposición

Nos impresiona el diseño de las luces de la exposición, no vemos ni un reflejo, ni una superficie que  no tenga la luminosidad apropiada, parece que la luz emerge de las propias pinturas de forma natural.

Siguiendo en esta planta se nos presenta la escultura arquitectónica con excelentes capiteles como el Capitel de Besalú, S-XII, procede de la iglesia de Santa María de Besalú (Garrotxa – Gerona); otros como los Capiteles del Hospital de San Nicolás de Barcelona, S-XIII, de una belleza inusitada y su relación con la antigüedad por el uso del mármol.

Otros capiteles en granito como el Capitel de San Sernín de Tavérnoles, S-XII (Alto Urgel – Lérida), además de los cinco del ábside de Camarasa, S-XII (Noguera – Lérida).

Finalizamos esta sección con la Dovela de Ripoll, tallada en piedra, S-XII, (Cabeza humana y un carnero entrando o saliendo de la boca de la persona) encontrada en una parte no determinada de la abadía del antiguo monasterio de Santa María de Ripoll (Ripollés – Gerona), que hacen la delicia de la escultura románica de esta exposición.

Subimos a la primera planta, aquí la exposición nos deleita con el denominado mobiliario: el Altar de Tavérnoles, temple sobre tabla del S-XII, Alto Urgel – Lérida), nos da la bienvenida, además del Baldaquino de Tavérnoles del S-XIII; el frontal del Altar de Esquius, S-XII; el Frontal del Altar de la Seo de Urgel o de los Apóstoles, S-XII, con Cristo en la doble mandorla nos hacen disfrutar con lo que estamos viendo, además de lo que estamos imaginando de lo que serían los artistas en aquella época.

Sigue el Frontal del Altar de San Andrés de Baltarga, S-XII, (Cerdaña – Gerona); muy cercano a lo bizantino, ya que en la zona norte de Cataluña había artistas de oriente.

Maravillosa la Viga de la Pasión, temple sobre tabla S-XII y X-III de desconocida procedencia, joya de pintura miniaturista que ya nos acerca al gótico, donde podemos observar el llanto de Cristo muerto.

El frontal de los Arcángeles, del S-XIII, de la colección Plandiura, y el Frontal del Altar de la iglesia de San Martín de Chía, S-XIII (Ribagorza- Huesca), que está firmado por el pintor, una inscripción lo refleja en la parte inferior, a veces el que figuraba era el promotor de la obra.

Una preciosidad es el frontal del Altar del Santa María de Taull (Alta Ribagorza – Lérida), temple sobre tabla y tallas aplicadas en él, del S-XII y repintado en S-XVI, fue descubierto en 1907 por miembros de una misión arqueológica.

Al dejar esta sección de imágenes sobre altares, tablas, vigas y baldaquinos todos ellos con gran fuerza cromática, debemos de tener en cuenta las técnicas pictóricas de materiales que se necesitan para conseguir los colores tan significativos y duraderos a lo largo del tiempo.

Llegamos al poder de las imágenes, admirando en primer lugar la talla en madera denominada Majestat Batlló, del S-XII, policromada al temple, procedente de la iglesia de la Garrotxa (Gerona). La imagen tiene los ojos abiertos y no está crucificada, está adosada a la cruz, lleva una túnica policromada en azul y rojo, estando sin pies debido a que han desaparecido.

Continuamos con diferentes imágenes de Cristo, estos ya sufrientes, además de tallas de madera de Vírgenes y una parte de la Virgen y San Juan del Descendimiento de Erill laVall, S-XII, que proceden de Santa Eulalia de Erill la Vall (Alta Ribagorza – Lérida), adquiridas por la colección Plandiura.

Llegamos al final de la maravillosa exposición con el fondo de orfebrería románica del MNAC, teniendo como fuente de entrada las colecciones particulares, con interés especifico por las artes del metal en particular por los objetos de cobre con esmalte de las famosas “obras de Limoges”. Admiramos cruces con bronces cincelados, puntillados, dorados, con cristales de roca engastados, como la Cruz de Petrus,  piezas fundidas con figuras de Cristo, algunas de ellas con esmaltes policromados y figuras repujadas, relieves, arquetas, incensarios, navetas,… etc;,  una de estas joyas es el Báculo de Mondoñedo, S-XIII, que procede la iglesia de Santa María del Campo, (Ribadeo – Lugo).

Acabamos la visita de la exposición maravillados con lo que hemos visto y aprendido en el recorrido, con el agradecimiento a la Fundación MAPFRE, así como a Jordi Camps responsable del Área Románica del MNAC y Comisario de la Exposición y doña Paula Susaeta como directora adjunta de MAPRE, así como a los guías que nos han ilustrado y acompañado en nuestro recorrido, a todas las personas que han colaborado para que esto fuera posible y que hayamos disfrutado de una visita inolvidable. Por ello, Amigos del Románico quiso agradecer a Jordi Camps y a Paula tanta predisposición haciéndoles entrega a cada uno de un bolígrafo con el logo de la asociación.

Dejamos el edificio de la exposición del Paseo de Recoletos con un buen sabor de boca, y en pequeños grupos nos dirigimos hacía las Ruinas de San Isidoro en el Parque del Retiro. Durante el paseo comentamos nuestras últimas visitas a convocatorias de AdR’s, mirando de reojo a monumentos emblemáticos de Madrid como son Cibeles y Puerta de Alcalá.                                                                                  

Nos vamos juntando en la esquina del Parque del Retiro, entre las calles de Menéndez Pelayo y O’Donell, junto a las de Ruinas Románicas de San Isidoro – Ávila, allí esperamos impacientes para que empiece a ilustrarnos nuestro amigo Javier de la Fuente.  

Explicación de Javier

Nos empieza a narrar que estamos ante las Ruinas de San Isidoro de Ávila, ciudad amurallada que contaba con nueve puertas en la muralla. En los comienzos del S-XII la población sobrepasa la cerca y se fundan los arrabales, en cada puerta de salida al arrabal se situaba una iglesia, siendo San Isidoro, antes San Pelayo, una de esas iglesias.  

En 1062 Fernando I organiza una partida con los Obispos de Astorga y León para ir a Sevilla a rescatar los restos de Santa Justa mártir, no se encuentran los de la Santa pero sí los restos de San Isidoro, parando en el camino de regreso en Ávila, donde reposaron los restos en la iglesia de San Pelayo.

La iglesia de San Isidoro de Ávila fue remodelada a mediados del S-XII y trabajaron canteros de San Vicente, San Pedro y San Andrés.

Javier, cuando habla de Ávila se emociona y sobre todo cuando menciona San Vicente se le activan sus fibras más sensibles; prosigue contándonos cómo esta iglesia entró en decadencia por sus necesidades de arreglos, además de la famosa desamortización de Mendizábal.

El siglo XIX fue nefasto para esta iglesia, y después de muchas penurias, las ruinas fueron vendidas a un particular que intentó venderla al País Vasco, no consiguiéndolo; adquiriéndolas el Museo Arqueológico Nacional en Madrid posteriormente para ponerla en sus jardines. Durante el año 1896 pasan al Ayuntamiento de Madrid montándose en el Retiro en 1915-16.

San Isidoro constaba de una sola nave, con una ábside semicircular y un tramo recto presbiteral. Y escuchar a Javier hablar de que los capiteles eran de los mejores de la época: leones afrontados con melena, aves zancudas sobre fondo vegetal, esfinges, caras humanas, volutas, foliolos, leones abulenses, cuadrúpedos, sagitarios,…., emociona y entristece al verlos erosionados como terrones de azúcar. La portada está compuesta por cuatro arquivoltas con decoración floral, palmetas y una chambrana ajedrezada. Los capiteles son grifos afrontados, hojas de helecho, águilas y decoración vegetal.

Si hay alguien que conoce, ha estudiado, trabajado, documentado, investigado, medido piedra a piedra, esta iglesia, es Javier, hasta tal punto que algunos transeúntes paseando por el parque, que posiblemente nunca había reparado en la historia de este monumento se paran a escucharle.

También todos nosotros experimentamos un sentimiento de pena al ver el deterioro de este monumento, de casi 900 años, fruto de actos vandálicos, pintadas, orines, contaminación atmosférica, árboles que invaden sus muros y capiteles, usado como si fuera un elemento de diversión a veces por los transeúntes que se suben encima de su portada, pero con la esperanza de que alguna vez se le valore en su justa medida y se le proteja como merece, para disfrute de su belleza artística en las generaciones venideras.

Javier finaliza su explicación y el aplauso que recibe es fantástico, en agradecimiento a su esfuerzo y su buena disposición para esta maravillosa visita, con poder de convocatoria de más de 60 personas.

Foto de grupo en el Retiro

Nos hacemos la foto de grupo en un ambiente excelente y hasta la amenaza de lluvia esperó a que la visita fuera un éxito en todos los sentidos.

Un restaurante cercano para reponer fuerzas y saborear la buena jornada cerró este día que siempre recordaremos.   

Nuestros mejores agradecimientos a José Luis Beltrán por sus gestiones, Javier de la Fuente  Cobos por sus conocimientos en la materia y sus maravillosas explicaciones, nadie mejor que él siente en su interior a San Isidoro; Margarita Moreno por sus ayudas a la organización, y sobre todo a Carlos Moreno que a pesar de hacer como siempre un buen trabajo organizativo se tuvo que quedar en casa convaleciente, además de otros colaboradores anónimos.

 Fernando de la Fuente                                                 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA