Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico
Crónica del primer encuentro de los AdR Cántabro-Astures. Visita a la comarca de Villaviciosa (14-junio-2008)

Por Juan Alberto Macias Fernández

Tan cuidada fue la organización de nuestro coordinador Javier Pelaz, que hasta tuvo el acierto de abrir los cielos grises que llevamos padeciendo hace meses para deslumbrarnos con un día precioso, en el que los verdes asturianos, rebosantes de yerba, terminaban sobre el mar en la playa de Rodiles, que parecía que estábamos en un documental. Y en verdad que sí tuvimos cámaras y micros, porque, válgame San Juan de Amandi, la tele nos esperaba muy interesados (Televisión del Principado de Asturias) ,y la prensa regional (El Comercio y La Nueva España) se hizo eco tanto de anunciar nuestra visita como de informar luego de ella, así que cuando veáis las fotos, alguien pensará: qué exagerados, pues cuando vayan treinta ó más, van a pedir que les espera el titular del Principado a pié de iglesia. Pero son malicias sin importancia, ocurre que como éramos novatos, nos quisieron arropar. Nada más.

Y vamos al grano. A primera hora nos encontrábamos ambos grupos, en la puerta de Santa Maria de la Oliva, en Villaviciosa, donde nuestro experto guía. Roberto, que lo es de Valdediós, nos hizo disfrutar con los capiteles tan naturales como el gaitero, y la acometida del jabalí, pleno de movimiento y expresión. El románico ya avanzado de esta iglesia, contrastaría con la mayoría del resto de las visitas que haríamos luego, ya que la región tiene un amplio muestrario del prerrománico, Siguiendo con La Oliva, cuyo nombre puede provenir del ramo que luciría en su mano la Virgen románica que cuelga del vértice de la arquivolta en su portada, luce en su manto aún colores que han soportado el tiempo, no así los personajes mutilados de las columnas de la citada portada, muy rústicos en su labra, en los que se pueden identificar a algunos, como la Virgen encinta o San Antonio Abad. Al contemplar esta portada, uno levanta la vista y se encuentra un rosetón gótico que nos confirma que ya se vivía la transición en su época. La muralla que cercaba la villa desde los tiempos de Alfonso X estaba próxima a esta iglesia.

Allí al ladín mismo, el centro de la Fundación Cardín ya nos tenía preparada una bolsa a cada visitante con abundante información turística, y es que Villaviciosa es la comarca de la sidra, y haciendo honor a ella acabaríamos la jornada, por magnífica iniciativa del amigo Michael, el simpático inglés asturiano, porque hemos de señalar que pese al puñadito revoltoso que componíamos, no faltaba la presencia internacional, puesto que los cántabros aportábamos a la discreta Patricia, francesa de Bretaña, que a medida que hagamos más jornadas, hemos de intentar hacerla tan tragaldabas como algunos de nosotros. Pero vuelvo a dispersarme. Volvamos al camino.

Rápidamente subimos a San Juan de Amandi, muy conocida por todos, y una bella muestra del románico asturiano. Edificada a finales del XII e incendiada en la guerra civil, se repuso su techumbre en madera como estaba originalmente. De una nave, se observa en el exterior del ábside una rica labra en las impostas y algún canecillo con motivos eróticos. La portada con cuatro arquivoltas apuntadas muy decoradas con zigzags, entrelazos,etc.y unas curiosas caras aparentemente leoninas afinadas que muerden el baquetón.

Resulta chocante que todos los capiteles son de motivos vegetales y ornamentales y solamente el del interior a la derecha representa la presentación de Jesús en el templo, con todos los elementos de identificación: la Virgen mostrando al Niño, a su derecha San José que lleva la pareja de tórtolas para el sacrificio y a su izquierda el profeta Zacarías que tiene detrás la mesa del altar con el cáliz del sacrificio.

Pero es el ábside en su interior lo que maravilla al visitante con su magnífico muestrario de capiteles historiados, comunes de la época como la lucha de caballeros ó la lucha libre entre dos hombres en calzón corto con una “árbitra” (saludos ministeriales) inexpresiva. No puede dejar indiferente este tema al humilde narrador, ya que en Yermo, en Cantabria, y muy oculto en el ábside hay una escena similar, que ha dado pié para que se intente recuperar ese deporte que llamaban “el aluche”. Peor resultado fue para nuestra visita, ya que la guía de la iglesia, quizás influida por un próximo capitel que representa el sacrificio de Isaac, estaba un tanto mosqueada porque esa lucha la muestra ella como la de Jacob con el ángel; puede ser, vaya usted a saber, pero qué le habría costado al maestro haberle puesto unas alitas para saber quién es quién.

Con el consiguiente retraso para “atender a los medios”, y hacer saber a los asturianos por la tele que nuestro compañero Jesús comparte su fabulosa colección de diapositivas del románico, llegamos apurados a Valdediós, cuyo río, pese a la divina protección, ha hecho mil y una faenas a sus dos maravillas :el monasterio de Santa María y el Conventín, prerrománico. El primero, cisterciense ordenado construir por Alfonso IX de León y su esposa Berenguela en 1200, presenta la inscripción de su fundación, en la que figura Gualterio como maestro constructor. La riqueza que debió acumular a lo largo de los siglos permitió también un edificio suntuoso de tres naves, tres ábsides y transepto. Inmediatamente nos centramos en la iglesia próxima de San Salvador de Valdedios, preciosa muestra del mejor prerrománico que se pueda ver.

Alfonso III el Magno, siguiendo la tradición de sus antecesores reyes asturianos, ordenó edificar este templo en el 893. A su muerte, la corte ya se traslada a León. En un espacio al sur, existe una lápida fundacional con presencia de siete obispos. Sus reducidas dimensiones hacen difícil imaginarlo como de uso del rey, y presenta tres naves precedidas por un pórtico .En su fachada, la cruz de la Victoria y en su interior restos de pintura muy vistosa. Muchas fotos a las celosías fantásticas y comentarios sobre la “maldición” sobre el dintel de la puerta de paso a la nave central. Nadie dejó de trepar por la escalera regia a la tribuna real deduciendo lo bajitos que serían los monarcas de la época.

Con hora y media disponible antes de comer, pronto hay consenso para dirigirse a la cercana iglesia de San Andrés de Valdebárcena, siempre por carreteras estrechas que hacen sonar la yerba contra los cristales del coche. Lugares recónditos y solitarios, perdidos en el fondo de los valles. Además de su bella portada, nos sorprende unas elementales secuencias de Adán y Eva “antes” y después”, llenas de encanto.

Y a degustar la fabada de Casa Milagros, exquisita. Tiempo para charlar, conocerse mejor y hacer planes. Y no dejar ni gota del cordero asado, por supuesto. Se pasó la sobremesa visitando el centro de interpretación de la ria de Villaviciosa, muy bien documentado por sus guías, y un panorama pleno de sol y naturaleza. Y siempre rondando los edificios de la sidra. Por eso decía Lolita con mucha gracia aquello de:¿Le apetece una copa de champán de la Viuda?- ¿Qué pasa, que se murió El Gaitero?.

La tarde tiene luz y sol de sobra para que trepemos hasta San Salvador de Priesca, otra belleza prerrománica con una hermosa vista de la ría y la playa. Ahí sí que recibimos la impresión de entrar en la penumbra y el recogimiento gracias a la preciosa iluminación de la última restauración. Fundada en el 921, tiene la estructura de tres naves como Valdedios. Algunos restos de pintura y bellas ventanas, algunas con arquillos y columnas. Impresionan la fuerza de las hojas o palmetas en los tímpanos del arco triunfal.

Final del recorrido. Pero, no, aún no. Un pequeño grupo de afortunados llevamos a su casa a Michael (haces bien, que aquí ya sabes que conducimos al revés) y cuando ya creíamos que no probábamos la sidra, las fiestas del pueblo nos sirven de excusa para que un mozo, además vestido para la ocasión pues iba a bailar enseguida, nos escancie unos culines Ahora sí que hemos terminado. Ye un placer.

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR). Inscrita en el Reg. Nacional. de Asociaciones: G:1/S:1/NN:584.353.
Sede: c/ Marqués de Urquijo, 24, 1º E, 28008 Madrid. tlfno. 91 559 70 58
Los contenidos de esta Web están en continua ampliación.

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA