Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Reseña del libro La iglesia de Barromán

Miércoles, 18 de febrero de 2015

 

Hay iglesias de nuestro patrimonio románico rural, pese a ser obras sencillas y con unas pretensiones que en la mayoría de los casos no fueron más allá de los confines del territorio al que daban servicio, que algo tienen que tienden a suscitar un interés que provoca curiosidad, admiración e, incluso, una devoción artística mayor aún que la religiosa. Este es el caso de la parroquia de Barromán (Ávila). De ella ya nos dijo D. Manuel Gómez Moreno que “corresponde a la arquitectura románico-mudéjar del siglo XII” y que su enorme ábside está calificado “con razón, de fortaleza”[1]. A lo largo del poco más del siglo que dista desde que el historiador granadino dedicara apenas media página de su catálogo a este singular templo, otros han sido los especialistas que han invertido más tinta y papel. Pero, sin duda, la mejor y más completa publicación es la que han escrito los profesores Raimundo Moreno Blanco y José Luis Gutiérrez Robledo, obra que vio la luz en 2013 como homenaje a D. Saturnino Fernández, párroco de la localidad morañega, y que cualquiera de nuestros socios puede consultar en la biblioteca de la sede de Amigos del Románico.

Conviene acercarse a Barromán desde Madrigal mejor que hacerlo  desde Arévalo, pues venido de la cuna de Isabel la Católica sorprende aún más la masa de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, antes del Castillo, en lo alto del cerrillo sobre el que se asienta. A primera vista, puede parecer un templo sin interés en el que una especie de cubo o torreón, mal parado, queda recostado sobre una iglesia de los siglos XVII y XVIII. Pero conviene dejar la carretera y adentrarse en el pequeño caserío para averiguar que esta compleja iglesia de La Moraña es mucho más de lo que parece. Y ello queda magistralmente explicado en la publicación de los profesores Gutiérrez Robledo y Moreno Blanco, quienes, además, dan a conocer en su libro un documento inédito, datado en 1545, localizado en el Archivo Diocesano de Ávila que explica cómo eran las naves de la iglesia antes de la primera de sus grandes reformas.

Portada.jpg

Tras un análisis del caserío en el que se da a conocer los vaivenes históricos, políticos y sociales sufridos a lo largo de la historia, el libro entra de lleno en la arquitectura y arte del templo, descubriendo al lector la que posiblemente sea la cabecera románica más singular del panorama europeo.  En el segundo capítulo, titulado “el templo y su evolución”, el lector se hace una perfecta idea de la historia arquitectónica del edificio gracias a las detalladas fotografías, a los dibujos y reconstrucción de Miguel Sobrino, y a la bella y concreta pluma de los autores. El detallado análisis en la descripción de los ábsides, su morfología, peculiaridad, así como de la sala superior y de toda la cabecera en sí es magistral, siendo completado con varias comparativas estructurales de otras iglesias morañegas que en algo se asemejan. Así mismo, Gutiérrez Robledo y Moreno Blanco van más allá gracias a su conclusión, guiada por el citado documento encontrado en el Archivo Diocesano de Ávila, de cómo fueron las naves de la iglesia de Barromán, algo que también se aprecia no sólo en las fotografías que apoyan la teoría, sino en el acertado dibujo de Miguel Sobrino.

Se podría decir que la continuación del segundo capítulo es toda una lección aparte, pues aborda las evoluciones de los siglos XVI, XVII y XVIII, tiempos en los que la fábrica vio sustanciosas modificaciones, como la modificación de las naves, el ocultamiento del interior de los ábsides mudéjares y el ensalzamiento artístico y devocional del templo mediante la ejecución de capillas con yeserías de extraordinaria calidad, así como con el amueblado de paredes y espacios  por medio de retablos barrocos.

Cierra el libro un anexo en el que queda registrado y transcrito el documento fechado en 1544-45 hallado en el Archivo Diocesano, legajo de gran valor para esta iglesia de La Moraña y para la historiografía moderna.

 

 

Título de la obra: La iglesia de Barromán. Arquitectura y arte.

Autores: José Luis Gutiérrez Robledo y Raimundo Moreno Blanco.

Edita: Exmo. Ayuntamiento de Barromán (2013)



[1] Gómez Moreno, Manuel. Catálogo Monumental de la Provincia de Ávila. 1901 (publicado en 1983 por la Institución Gran Duque de Alba).

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA