Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

El pasado 27 de abril AdR de Aragon realizó una jornada por las Cinco Villas

Viernes, 10 de mayo de 2019

 

Excursión del 27 de Abril a Castiliscar, Luesia y El Frago

A las 8,30 puntuales como siempre, arranca el autobús con una ilusionante primera excursión de 2019, tras el saludo protocolario y una pequeña explicación del programa del día por parte de nuestro coordinador, llegamos a Erla, junto a un restaurante, para recoger a nuestras tres amigas  de San Sebastián.

11360_1.jpg

Llegamos a Castiliscar, donde tomamos café y aprovechamos para comprar algunos paquetes de  madalenas y tortas de las hechas en el horno del pueblo y que el ex alcalde al saber que íbamos nos había ofrecido. Se incorporaron aquí amigos de Cataluña y de Navarra y ya junto a los amigos de Madrid que venían desde Zaragoza completamos el grupo.

11360_2.jpg

La visita empezó en el castillo y la iglesia románica adosada a él. Impresionante por fuera, aunque muy deteriorada por el tipo de roca arenisca con que está construida. El interior es sobrio, de estilo cisterciense, y en ella pudimos admirar un Cristo y una Virgen milagrosamente conservados, después de la desamortización de Mendizábal, pertenecientes a un Calvario románico, en el que falta San Juan.

11360_3.jpg

Lo que nos dejó boquiabiertos fue la mesa del altar, que es un sarcófago romano, traído desde Italia, del siglo IV, esculpido en mármol, maravillosamente conservado. En él se pueden ver varias escenas de la vida de Cristo, a derecha e izquierda de una figura femenina orante situada en el centro. Empezando por nuestra derecha vemos la adoración de los Magos y luego unos apóstoles, Jesús señalando unas tinajas en el suelo, aludiendo a las bodas de Caná y un hombre con un pez, símbolo de Cristo, en una cesta. A la derecha de la orante hay otra escena en la que se ve a la hemorroisa arrodillada a los pies de Jesús y, por fin, la resurrección de Lázaro, de pie saliendo de la tumba.

A continuación visitamos la Iglesia de S. Juan Bautista, con su portada al Norte, en la que destaca un crismón del tipo navarro.

11360_4.jpg

Las llaves tanto de la Ermita del Castillo como de la Iglesia, nos las facilitó el ex alcalde José Antonio Martínez que no pudiéndonos acompañar nos dejo en manos de un vecino que también puso su granito de arena explicándonos como se aprovechó un pesebre para esconder el Cristo y la virgen durante la guerra civil, las explicaciones minuciosas que como siempre nos dio la Profesora Ana Isabel Lapeña.

Desde allí viajamos a Luesia, donde visitamos la Iglesia parroquia del Salvador. Admiramos su magnífica portada, del taller del maestro de San Juan de la Peña o de Agüero, con capiteles historiados, situada en el muro oeste,  y también la portada sur que está a una altura considerable.

11360_5.jpg

Y desde allí, a comer. La comida buena, el servicio amable, el rato agradable.

Por la tarde fuimos a la Iglesia de San Esteban, templo de una sola nave, restaurada y convertida en museo local. Nuestra guía se extendió explicando un retablo magnífico de San Blas, de la segunda mitad del siglo XV y otro de San Fabián y San Sebastián, pieza anónima de un magnífico pintor llamado el «Maestro de Luesia». Contemplamos las restantes piezas que componen el pequeño pero muy interesante museo. Yo resaltaría la magnífica talla de Santa Catalina de Alejandría, en pie y con una expresión beatífica, creo que del siglo XIII o XIV, y una bandeja de cobre labrada con una escena de los enviados por Josué a la tierra de Canaán, cuando vuelven llevando un enorme racimo de uvas, probablemente procedente de la judería, que, tanto aquí como en otros pueblos de la comarca, tuvo gran importancia hasta la expulsión de los judíos en 1492. Existe además una copia de una pequeña pieza prerrománica, fechada hacia el 975, la imagen regia más antigua encontrada en Aragón.

A continuación fuimos en el autobús a El Frago donde destaca la Iglesia de San Nicolás de Bari, con dos magníficas portadas, ambas del maestro de Agüero. El tímpano de la portada oeste presenta un crismón sostenido por dos ángeles y en la portada sur hay el erosionado tímpano con la adoración de los Magos, capiteles con la característica bailarina, la lucha de caballeros... Destaca un Mensario en el que están representados los doce meses del año, cada uno con las labores agrícolas que les corresponden. Se distinguen bien las escenas en general.

11360_6.jpg

En el interior destaca el coro, construido en el siglo XVI, que se ubica en alto, en la zona de los pies de la iglesia, y está sustentado sobre vigas de madera, reforzadas por arcos diafragmas, presentando en el frente, una balaustrada de madera jalonada por cuatro tableros, con medallones que poseen figuras esculpidas en altorrelieve, pertenecientes al denominado «Primer Renacimiento» (1ª mitad siglo XVI).

 Después de dar una vuelta por una de las calles de la antigua judería y ver una inscripción en hebreo, que se conserva empotrada en el muro de una de las casas, nos volvemos al autobús y ¡a Zaragoza!

Despedida ¨microfónica¨  y ya pensando en la siguiente

Concha Munuera

 

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA