Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la Jornada de Románico Local de Primavera

Lunes, 01 de abril de 2019

 

CRÓNICA DE LA SALIDA DE PRIMAVERA 2019. POR TIERRAS DE CARBALLIÑO

El día amaneció luminoso y con un sol radiante, nada que ver con el día típico de invierno que tuvimos que sufrir en la salida de diciembre en el que casi no paró de llover en todo el día.

Pensando en el buen día que íbamos a pasar, y en resarcirnos del mal tiempo de la salida anterior, los socios de Arousa nos subimos al autobús de Pereira a la hora indicada siendo recibidos por nuestros amigos vigueses tan amablemente y con tanto cariño como siempre.

11347_1.jpg

Seguimos a Santiago a recoger a nuestros amigos de la zona norte y después de una breve parada técnica, siempre necesarias, salimos hacia  tierras ourensanas.

Aunque inicialmente para esta salida estábamos inscritos 55 asistentes, al final el número de participantes quedó en 50.

11347_2.jpg

Llegamos a Santo Tomé o Vello a las 11,45 aproximadamente y comenzamos la visita de este interesante templo, situado en una zona elevada del terreno desde donde se puede disfrutar de unas buenas vistas de la zona.

Después de las explicaciones de Augusto de las características más destacables de este templo y de llevarnos grabado en la memoria los dos capiteles del arco triunfal (el de la izquierda con pájaros hermosísimos y el de la derecha con un personaje eclesiástico con un león y un águila) le dijimos adiós al primer templo del día, no sin antes admirar el paisaje que se divisa desde él.

11347_3.jpg

Hacia las 12,20 salimos hacia Gomariz para visitar la iglesia de Santa Mariña. Para acceder a ella, después de que nos dejara el bus, tuvimos que recorrer un trecho, que aunque no era mucho, era en cuesta y dado el sol radiante que hacía y la temperatura que ya era muy agradable hizo que muchos fuéramos pensando que si la subida la tuviésemos que hacer después de comer no estaríamos muy seguros de poder llegar en condiciones óptimas para realizar la visita. Aunque hay que decir que desde el camino hay unas bonitas vistas de los viñedos del Ribeiro, lo cual nos ayudó a sobrellevar la caminata, y  que hacia al final de ella ya se iba divisando la iglesia, lo cual nos dio ánimos para acelerar el paso y llegar cuanto antes.

11347_4.jpg

Esta iglesia donada al monasterio de San Clodio en el siglo X tiene adosada una impresionante edificación que se correspondería con un antiguo cillero y que revela la implantación de la actividad vinícola en esta zona desde hace mucho tiempo. Presenta esta iglesia una bonita fachada principal que a pesar de las modificaciones que sufrió a lo largo de los años (en el campanario, por ejemplo) tiene unas características que la hacen interesante para ver y disfrutar. Cabe destacar también un bonito capitel situado en el exterior del lado norte que tiene dos leones afrontados en su parte inferior.

Y volviendo a recorrer el camino al lugar en el que nos dejó el bus, que siendo cuesta abajo ya fue mucho más llevadero y llevándonos en la retina esta combinación de arte románico y viñedos, nos dirigimos a la última visita de la mañana, el monasterio de San Clodio.

11347_5.jpg

Llegamos al monasterio sobre las 13,15 aparcando en bus en la magnífica explanada que ya nos permite divisar el monasterio. Accedimos a él por la iglesia lo cual nos permitió disfrutar de la vista de su fachada principal en todo su esplendor. De su época medieval solo conserva la iglesia llamada Santa María de San Clodio que se comenzó a construir en siglo XII sufriendo varias modificaciones  a lo largo de los años. Después, desde la iglesia pasamos a los claustros y después dimos una vuelta por el exterior del monasterio, actualmente convertido en hotel, y acercándose ya las 2 de la tarde, hora en la que nuestros estómagos empezaban a pedir que nos lleváramos algo a la boca, nos dirigimos a Carballiño, a reponernos de nuestras visitas de la mañana.

11347_6.jpg

Comimos en el restaurante Como na casa un menú, que como no podía ser de otra manera estando no Carballiño, incluyó pulpo a feira. Después de mantener animada charla con nuestros compañeros de mesa y de “portarnos bien” durante la comida según le dijeron los dueños del restaurante al chófer de bus, hacia las 5 de la tarde nos pusimos a completar nuestro plan de visitas del día.

En primer lugar nos dirigimos a visitar la iglesia de San Martiño de Cameixa en Boborás que pertenece al monasterio de Oseira desde su fundación. Esta pequeña iglesia sufrió modificaciones a lo largo de los años, pero mantiene interesantes características del románico como la portada de la fachada principal, los arquitos de medio punto del alero y diversos canecillos y metopas.

11347_7.jpg

Y para acabar el día fuimos a visitar San Xulián de Astureses también situada en Boborás, iglesia que se cree pertenece a la Orden del Santo Sepulcro. Hicimos el recorrido por del exterior primero, a la espera de que el párroco de la iglesia viniera a abrírnosla admirando entre otras muchas cosas, su preciosa portada y el alero del ábside con canecillos que contienen una gran variedad de temas como un músico, un contorsionista, una cara barbada, etc. Tuvimos tiempo de tomar un descanso sentándonos en el atrio de la iglesia a la espera del párroco. El párroco llegó al fin y entramos sentándonos todos en los bancos y situándose el párroco en la zona del altar. Lo primero que hizo fue presentarse diciendo que era el párroco desde los años 80 y que estaba jubilado por lo civil aunque no por lo militar (palabras textuales) porque todavía era necesario para llevar varias parroquias de la zona porque debido a la escasez de curas en la actualidad, nadie ha venido a sustituirle. Nos hizo un recuento detallado de las imágenes que hay en la iglesia haciendo hincapié en la Virgen de la Saleta patrona de la iglesia, contándonos al mismo tiempo costumbres relacionadas con el día de la patrona que realizaba años atrás con los niños y jóvenes de la zona, imposible de realizar hoy día pues allí ni hay niños ni jóvenes, solo gente de edades avanzadas, como él mismo. Se nos quejó del estado de abandono  de las iglesias pues al pertenecer a Patrimonio no se pueden hacer obras sin su aprobación. Nos contó también que esa zona era de paso de peregrinos hacia Compostela lo cual justifica la imagen de Santiago que está situada en el altar mayor. Nos dijo que ya se estaba echando encima la hora en la que tenía que decir misa por lo que empezamos a salir de la iglesia. En ese momento nuestra compañera Julia se acercó a él para decirle que le gustaría dejar una limosna para la su iglesia a lo que él contestó que mejor que fuera el domingo a misa a su parroquia y la dejarla allí o en Cáritas pues el ya estaba acostumbrado a esa situación de pobreza. Y como también eran ya casi las 8 de la tarde y era hora de regresar a nuestras casas, dijimos adiós a este cura, todo un personaje con el que podríamos haber estado hablando varias horas sin aburrirnos lo más mínimo.

Y así acabamos la salida de primavera, muy fructífera y agradable. Nos despedimos unos de otros a la espera de que llegue la próxima salida, que tal como nos informó Augusto, será a Portugal en mayo.

Mª Amelia Peralta Bejarano

AdR 01752

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA