Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Jornada de Románico Local de Otoño

Lunes, 05 de noviembre de 2018

 

El sábado 29 de septiembre, a pesar de la espesa y húmeda bruma sobre el mar y sobre la ciudad, el grupo madrugador de Vigo de ADR, se encontró, en medio de inevitables obras esta vez, en el lugar de habitual de su punto de encuentro. A la cabeza del autocar, un cartel bien visible de ADR.

Después de unas breves paradas para recoger a otros socios de Vilagarcía y Santiago, hubo la parada de rigor, en Guitiriz, villa conocidísima por su afamado balneario en los tiempos de gloria de estos, hoy por desgracia, abandonado.

11291_3.jpg

Ya estábamos adentrados en la provincia de Lugo y por sus tierras continuamos nuestra ruta hasta alcanzar el monasterio de Samos, nuestra primera meta, situado en plena villa, en frente de pequeñas casas a lo largo de la carretera por donde se accede. Junto al río paraje natural, contrastando con las referidas edificaciones por su porte riguroso, su monumentalidad, su estética: lajas, mucha pizarra y algo de granito a la vista. ¡Impresionante!

¿Por qué el monasterio de Samos? Porque está situado en las estribaciones de la cordillera Cantábrica, ya su fundación data del s. VI, porque fue invadido por los árabes, destruido y abandonado, posteriormente ocupado por monjes procedentes de Toledo, porque más tarde se convirtió en la cabeza de todos los monasterios de su entorno. Convento benedictino (s.X), cluniacense, siglos después (s.XII).

Después de la observación de la fachada del acceso al monasterio (foto incluida) hicimos un recorrido por sus dependencias.

A lo largo de sus muros, nos mostraron un poco de historia del mismo, (hay muchas piezas parlantes, incrustadas de antiguas construcciones) si bien nos advirtieron que de la primera construcción sólo queda una cruz que allí conservan, poco más.

Allí se nos presentaron dos magníficos e imponentes claustros: el grande y el pequeño.

11291_2.jpg

El claustro Grande, como su nombre indica, utilizado fundamentalmente para impartir clase a los novicios, posee en el centro del patio una hermosa escultura dedicada al P. Benito Feijoo, que tomó los hábitos en este monasterio, figura conocida por todos nosotros por su erudición, por sus publicaciones. Escultura hecha por el escultor Asorey, que esculpió en diferentes piedras, para que al estar mojadas, destacaran los paños del hábito sobre otros objetos. Nos pareció muy interesante esta observación, ya que estos contrastes mojados, debido a nuestro clima, serán mucho más fáciles de observar, prevalecerán por encima de los secos.

El claustro Pequeño, tardío, son unas exuberantes Nereidas en el centro quienes adorna la fuente barroca.

Hemos visto también la Botica, pero la visita a la biblioteca no se pudo hacer. Sin embargo, nos ayudó mucho a comprender la historia y avatares de este convento una serie de fotos de los años 60 sobre sus paredes. (Por ejemplo, un incendio en su biblioteca en el que se perdieron miles de libros). De los murales recientes pintados en ellas, mejor no hablar porque no fueron del gusto de la mayoría del grupo.

Al salir del monasterio, y después de haber subido unos rústicos peldaños que dan acceso a la Capilla de San Salvador o del Ciprés (ya que posee un bonito ciprés cuidado con esmero de sus heridas) nos quedamos boquiabiertos por sus diminutas dimensiones, sus sillares y las explicaciones ofrecidas por nuestra guía, la doctora Carolina Casal Chico. Estas nos estimularon a hacer preguntas, sobre esta pequeña capilla, utilizada para actos religiosos. Una curiosidad: está orientada a Jerusalén y parece que por ello se deducen muchas cosas más, vertió tantos conocimientos que a veces éramos un poco ¡¡¡náufragos entre tanto mar de palabras desconocidas!!!

11291_1.jpg

Por la tarde la visita fue a Santa María de Penamaior, monasterio benedictino primero, priorato del poder de Carracedo y cisterciense bajo el auspicio de S. Salvador de Salamanca. Nos llamó la atención, en la fachada, las tres ventanas, con diferentes arquivoltas pero sobre todo el tímpano, con leyenda, árboles y animales de los que su interpretación no está dilucidada aún. Explicación literaria por parte de nuestra guía, originaria de leyendas del ciclo artúrico, en concreto Yvain, de Chrétien de Troyes.

Bonita iglesia románica de planta basilical con tres ábsides de los que el central es semicircular en el interior y poligonal por fuera que nos remite a la catedral de Santiago.

Con esta hermosa capilla, en ruinas el claustro y aledaños, hemos acabado nuestro periplo por tierras de Lugo y volvemos a nuestros destinos con más imágenes, dudas e ideas que añadir a nuestra fascinación por el románico.

 

Stella Maris González Balbuena (AdR 759)

 

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA