JdRL por Álava de nuestros compañeros de Aragón
Miércoles, 04 de abril de 2018

 

El próximo 5 de Mayo a las 8 horas de la mañana salida del autobús desde Paseo Pamplona 6 en Zaragoza. Para más información  aragon.adr@gmail.com

Basílica de San Prudencio

Armentia - Alava

11200_1.jpg

 

En la pequeña localidad de Armentia, anexionada a la ciudad de Vitoria–Gasteiz, se encuentra ubicada la basílica de San Prudencio, magnífico ejemplar del tardorrománico correspondiente a los siglos XII–XIII.

Las fuentes documentales dan noticia de la basílica de San Andrés, en Armentia, en tanto que sede episcopal, ya en el S IX, perdiendo esa condición a la muerte de Fortunio II, último obispo armentiense, en 1087, fecha en que se traslada a su anterior ubicación en Calahorra. En el año 1137 es citada como colegiata, regida por Pedro, Arcediano de Alava, considerándose este tiempo el de inicio en la construcción del templo actual, reformado en su mayor parte durante el episcopado de Don Rodrigo de Cascante, Obispo de Calahorra (1146–1190), quien suscribe el Fuero de Vitoria (1181) con la dignidad de “Episcopus Armentiensis“. 

La advocación actual de la basílica se promulga por Decreto Episcopal de 16 de mayo de 1970, recogiéndose así la veneración tan arraigada en la espiritualidad popular para con su santo, Prudencio, muy presente desde antiguo y al que la tradición hace natural de Armentia.

El templo es de una nave, transepto y cabecera de ábside semicircular, con tramo presbiterial no visible al exterior.

 

En el plano escultórico, tradicionalmente se ha hablado de la participación de dos maestros (mejor habría que hablar de dos talleres). Uno, el más rudo (casi podríamos calificarlo de "tosco y rural"), es el que se ocupó de los capiteles del ábside.

El segundo grupo de artistas, infinitamente más cualificado, es el responsable del resto de la escultura: canecillos y relieves reaprovechados, capiteles de las columnas descontextualizadas que se hallan cerca de la entrada, en el interior, así como los capiteles y las estatuas de los evangelistas en el interior del crucero.

Este taller tiene evidente relación con el segundo taller del claustro de Santo Domingo de Silos que, lejos de Castilla, dejó su impronta en lugares de Aragón y Navarra como el Monasterio de Irache o la portada de la iglesia de Eguiarte, entre otros.

 

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Lasarte - Alava

 

11200_2.jpg

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un edificio exento, en el que, volumétricamente, se van apreciando los distintos cuerpos edificatorios: nave principal muy alta, torre a los pies de la anterior, sacristía y escalera exenta al norte, pórtico y vivienda al sur.

Existen dos ventanales románicos en la cabecera, fechados en los últimos años del siglo  XII o primeros años del XIII. Su existencia manifiesta que hubo un templo románico anterior al gótico existente.

El orientado al sur lleva arco de medio punto con tres arquivoltas adornadas con acantos y ramas curvadas. Las columnas, de fuste liso, llevan decoraciones de acanto o cardinas carnosas en los capiteles. El ventanal contiguo lleva efigies de los doce apóstoles. Las jambas se adornan con entrelazados y hojas dentadas.

 

Iglesia de San Martín de Tours

Otazu - Alava

11200_3.jpg

Aparece documentado ya como apellido locativo en 1098. Fue lugar de señorío realengo hasta que el rey Teobaldo I lo dio (1234) con otros pueblos a Toda Rodríguez  a cambio de Cortes y su castillo.

El monasterio de Irache  y los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén poseyeron heredades en su término desde el siglo XIII.

La iglesia de San Martín de Tours es un edificio románico de transición al gótico (ca. 1200) realizado en piedra, recrecido en el siglo XVI sin que afectara a su interior. Consta de nave única dividida en tres tramos y cabecera semicircular. Se cubre con bóveda de cañón apuntado sobre fajones en la nave y con bóveda de horno de directriz apuntada en la cabecera.

Al exterior una imposta que recorre el ábside a cierta altura de los muros señala el final de la zona románica, subrayada por los contrafuertes que articulan verticalmente la cabecera. La torre campanario se sitúa a los pies sobre el primer tramo de la nave.

 

 

Iglesia de Santa Columba

Argandoña - Alava

11200_4.jpg

 La localidad de Argandoña se emplaza los pies del cerro de Estíbaliz y de su santuario, en pleno Camino de Santiago entre Salvatierra y Vitoria-Gasteiz.

 

Su iglesia de Santa Columba es un magnífico ejemplo del románico de la llanada alavesa. Consta de una sola nave cubierta de bóveda de cañón apuntado y dividida en tres tramos, además del correspondiente al presbiterio, que se cubre con bóveda de arcos cruzados, muestra inequívoca de un románico inercial. Su arco triunfal apea sobre pilastras con capiteles vegetales, pilastras que adosan columnillas descendentes sin llegar al suelo y apoyan en pequeñas ménsulas con forma de carátulas.

 

El cuerpo románico del templo tiene adosada una sacristía posterior (S XVI) en el lado izquierdo y un pórtico, igualmente más reciente, abierto al sur por tres arcos de medio punto, que acoge una bella portada contemporánea al cuerpo principal de la iglesia.

  

Al exterior, un magnífico ábside dividido en cinco lienzos formados a partir de cuatro semicolumnas adosadas que molduran verticalmente la cabecera. el paño central del ábside se abre una ventana en buena conservación, una de las más bellas del románico alavés, de fina y sencilla labra, realizada por el mismo taller de influencias orientales que trabajó en las portadas de las cercanas localidades de Otazu y Durana.  La figuración de sus capiteles, con representaciones de dama y caballero, estrellas de seis puntas, castilletes almenados y el águila con presa entre sus garras, son motivos que se repiten con prodigalidad en el románico alavés.  

 

Basílica de Santa María

Monasterio de Estíbaliz

11200_5.jpg

 

La iglesia actual debe ser fruto de un proceso constructivo que abarca desde mitad del siglo XII (cabecera y transepto con sus famosos capiteles historiados) hasta comienzos del XIII, por las características evolucionadas y la profusa decoración de alguna de sus partes como, por ejemplo, la puerta meridional.

Como sucede en casi todos los monasterios románicos bien conservados, cuando se llega al de Santa María Estíbaliz en horas de quietud y soledad se respira un clima espiritual de primer orden.

 

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR). Inscrita en el Reg. Nacional. de Asociaciones: G:1/S:1/NN:584.353.
Sede: c/ Marqués de Urquijo, 24, 1º E, 28008 Madrid. tlfno. 91 559 70 58
Los contenidos de esta Web están en continua ampliación.