Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico

Crónica de la Jornada de Románico Local de Invierno: por tierras viguesas

Viernes, 29 de diciembre de 2017

 

Crónica de la JdRL de Invierno de Galicia. Por tierras viguesas

El sábado 2 de diciembre nos subimos al autobús que nos llevaría dirección Vigo, para visitar el románico local de esta zona. Una vez recogidos todos los amigos nos dirigimos hacia nuestra primera visita. Debido al extraño invierno que estamos teniendo,  tuvimos un tiempo muy agradable para realizar las visitas a las iglesias y el Museo del Mar de Vigo 

La primera parada de nuestro recorrido fue Santiago de Bembrive, una pequeña iglesia ubicada entre las calles de la parroquia de Bembrive. Comentar que en esta ocasión fue Mª Julia González Alonso, historiadora de Vigo, la encargada de explicarnos las Iglesias. Lo primero que se nos explicó fue el ábside de la iglesia, en la que se podían apreciar unos extraordinarios canecillos románicos, entre los cuales aparecían tabicas con decoraciones florales.  Continuó la explicación en la fachada norte, en la que se conserva una puerta de acceso al templo, en la cual se conservan perfectamente los canecillos y el tímpano. En el exterior del recinto religioso, se nos explicó la fachada principal en la que nos llama la atención el arco de acceso apuntado, así como los capiteles con decoración zoomorfa que sustentas las arquivoltas del arco.

11162_1.jpg

Al entrar, en el interior, nos encontramos con una iglesia bastante modificada con el paso de los años, aunque todavía se aprecia perfectamente el arco del triunfo y los capiteles sobre los que se posa el mismo. Quizás lo más salientable de esta iglesia son las inscripciones de época románica que todavía conserva, en esta ocasión hay que hacer una pequeña crítica, ya que dichas inscripciones estaban repasadas con tiza para que fueran más legibles, sin importar las contraposiciones que la tiza puede provocar sobre las piedras de la construcción.

Después de un cafecito en el bar de al lado nos volvimos a subir en el autobús en dirección a Santa María de Castrelos. La subida con el autobús no fue fácil, ya que las carreteras de acceso no estaban pensadas para vehículos de esa envergadura, pero afortunadamente nuestro conductor no tuvo problemas para llegar. Al igual que en la anterior comenzamos la explicación en la parte exterior del templo, en esta ocasión empezamos por la fachada principal, en la que lo más destacable es su decoración de estilo románico. Continuamos por el exterior, donde debemos mencionar la extraordinaria decoración presente en una de las puertas de acceso y en los dos vanos que se abrían sobre ella, para finalizar mencionar los fascinantes óculos que permiten iluminar el ábside de la iglesia (mencionar que se trata de un motivo no muy común dentro del románico gallego).

11162_2.jpg

En el interior vimos una cubierta realizada en madera, lo que nos da una imagen bastante fiel de como debió de estar cubierta originalmente. El acceso al ábside se hace a través de un arco de medio punto, y la iluminación que proporcionan los óculos a este espacio le da una belleza extraordinaria. A pesar de que no se trata de pinturas románicas no podemos olvidar mencionar los restos de pintura mural que todavía se conservan en la nave de esta iglesia.

Para acabar la mañana nos dirigimos a San Salvador de Coruxo, la cual se cree que perteneció a un posible monasterio del que solo se conservan algunas noticias. De esta iglesia sólo se conserva la cabecera original, donde se pueden apreciar unos canecillos muy interesantes, siendo el resto del edificio modificado a lo largo de los años. Por su parte, en el interior pudimos ver la disposición en planta de cruz latina, su cabecera se componía por un gran ábside central y dos laterales a los que se tenía acceso a través de unos vanos que unían los tres ábsides.

11162_3.jpg

Después de la comida, en un local próximo al Museo de Mar nos dirigimos hacia ese mencionado museo. Debido a la capacidad de las salas y a la cantidad de personas que componían la excursión nos dividieron en dos grupos, unos empezarían por la exposición del Pergamino Vindel y otros por la Exposición Arqueológica que posee el museo. Empezaré la explicación con el Pergamino Vindel, esta exposición estaba compuesta por una única sala dividida en varios espacios, los cuales estaban diseñados basándose en la temática de las siete cantigas que todavía se conservan en el pergamino.

La exposición tenía una estructura circular, en la que debías de pasar por cada uno de los espacios dedicados a cada una de las cantigas antes de acabar observando la joya de la exposición, el “Pergamino Vindel”. Dentro de los espacios que componían la exposición, las obras que intentaban explicar cada espacio eran piezas románicas. A lo largo del recorrido se pudieron ver merlones de castillos, figuras religiosas (como vírgenes o un Cristo crucificado), instrumentos musicales, etc. Para finalizar se nos explicó el pergamino, donde nuestra guía nos comento como era el tipo de pergamino, como se escribía en ellos y algunos datos más curiosos sobre esta obra del románico.

11162_4.jpg

Como ya se ha comentado dentro del Museo del Mar se nos dividió en dos grupos, así que para mi esta fue la última visita del día. Una pequeña explicación de la colección arqueológica del museo, donde se centraron en el mundo subacuático. En primer lugar se nos expuso que el nivel del mar ha variado mucho a lo largo de los años lo que provoca que muchos yacimientos se encuentren actualmente debajo de nuestros mares. Pero no solo se nos habló de yacimientos hundidos, sino que también se nos explicaron los problemas de los pecios hundidos y de las cargas que estos llevaban. Una vez finalizado el recorrido se nos explicó un petroglifo en el que aparecían representaciones de barcos, que ha sido interpretado como una marca de la subida del mar.

Por último, mencionar que antes de irnos para casa él autobús nos dio una vuelta por algunas de las calles de Vigo. Gracias al cual pudimos ver el famoso alumbrado navideño que este año luce la ciudad.

11162_5.jpg

Me gustaría acabar agradeciendo a los organizadores, Augusto Guedes y a Mª Julia González Alonso, su trabajo; sin el cual los asistentes no podríamos haber disfrutado de un día tan extraordinario. Aunque tampoco podemos olvidar mencionar a los amigos que hacen posible que estas visitas se lleven a cabo. 

Vanesa Lago Somoza  socio 01475

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA