Crónica de la Jornada Otoñal de Románico Local: Por tierras de la Ribeira Sacra del Sil
Viernes, 22 de noviembre de 2013

 

El sábado cinco de octubre los Amigos del Románico de Galicia nos dirigimos a la Ribeira Sacra para conocer mejor el arte románico que esconde en sus monasterios e iglesias. Nuestra andadura comenzaba a las ocho y media de la mañana en Vilagarcía de Arousa, y recogimos a más compañeros de viaje en Vigo y Ourense, conformando un grupo de cuarenta y cinco personas venidas de toda Galicia del País Vasco.

El tiempo no pudo ser mejor para una excursión de estas características, con cielos despejados y una temperatura agradable. Aun así, en nuestra primera parada en San Pedro de Rocas tuvimos que lidiar con cierta niebla a la hora de realizar fotografías en el exterior. Este eremitorio destaca por estar excavado en la roca, con tres naves terminadas en las antiguas capillas eremíticas, cuyos arcos y columnas fueron tallados directamente en la roca.

Pirnturas.jpg

Uno de los principales atractivos de este cenobio son los restos de pintura mural de época románica que se conservan en la capilla izquierda. Pero si ya esto es inaudito, el tema de la representación aun lo es más: se trata de un mapamundi con los bustos de los Apóstoles, probablemente similar a los conservados en los Beatos. La pintura se encuentra en muy mal estado, pero eso no impidió que todo el grupo pudiese disfrutar al contemplar tan preciado vestigio.

Tras maravillarnos en Rocas nos dirigimos a San Cristovo de Armariz, una sencilla iglesia del siglo XII. Si bien su interior se encuentra muy reformado, al exterior conserva una colección de canecillos sorprendentes en los que se apoyan unos arquillos labrados en una sola pieza. Llama la atención la colección de canecillos del muro sur, que, como bien discutimos en la visita, parece dar lugar a varias interpretaciones en el mundo histórico-artístico.

Exterior.jpg

Nuestra tercera visita antes de comer nos llevó a San Martiño de Nogueira de Ramuín, en la que solo se conservan dos portadas románicas tras las intervenciones del siglo XVI. Las influencias de la Catedral de Ourense quedan bastante claras en la disposición de las portadas, y la decoración de capiteles y mochetas, con personajes bíblicos y animales míticos.

Portada.jpg

En nuestra hoja de ruta figuraba la parada para comer antes de visitar Santo Estevo de Ribas de Sil, pero la celebración de una boda a la tarde nos obligó a conocer la iglesia antes del esperado descanso. Lo más interesante del interior es el retablo pétreo de forma pentagonal, decorado en ambas caras por arcos de medio punto que albergan la figura de Cristo con Pero y Pablo en el centro y los Apóstoles a continuación.

Claustro.jpg

 

Tras ser invitados a salir de la Iglesia por una “amable” florista nos dirigimos al interior del Monasterio, hoy Parador Nacional. Disfrutamos de un estupendo menú con ingredientes de la zona, acompañado del buen Mencía, propio de la región. Tras los habituales sorteos de libros y revistas nos dirigimos al claustro de los Obispos, el único de época románica de los tres que cuenta el monasterio. En él buscamos los capiteles figurados entre el bosque de columnas y disfrutamos con la representación del Sacrificio de Isaac en la puerta que conduce a las dependencias monasteriales.

Por fortuna, contábamos en el grupo con Ana y Antonio y gracias a que ellos participaron en la limpieza del exterior del monasterio, se nos permitió visitar la cabecera de la iglesia. Llama la atención que los ábsides laterales son más altos que el central, probablemente debido a obras del siglo XVI. Todo el perímetro de la iglesia se decora con un estupendo conjunto de canecillos, ocultos para los visitantes habituales.

Detalle.jpg

Nuestra última parada nos lleva a Santa Cristina de Ribas de Sil, no sin antes parar a disfrutar de las vistas de los Cañones del Rio Sil. El acceso al monasterio es casi impracticable en autobús, pero nuestro experto chófer nos conduce sin problemas hasta nuestro destino. Lo primero que visitamos es la iglesia, puesto que carece de luz eléctrica y el atardecer se nos viene encima. Nos sorprenden sus grandes proporciones. En el ábside se conservan pinturas murales de gran calidad del siglo XVI. También ha llegado hasta hoy el ara románica, situada en el ábside izquierdo.

La fachada presenta varias arquivoltas apoyadas en capiteles con decoración vegetal a excepción de uno, con tres rostros cincelados. El rosetón preside el cuerpo superior, separado con una imposta que recorre toda la iglesia. La cabecera sorprende por sus canecillos esculpidos con una gran variedad de figuras.

Santa Cristina.jpg

El arco de entrada al claustro está muy decorado con figuración y vegetación, en el que se representa el Tetramorfos en el intradós de las cuatro dovelas inferiores. Solo se conservan dos pandas del claustro, pero se intuye la gran riqueza artística que debió presentar. En el interior se conserva la placa fundacional del monasterio insertada en uno de sus muros.

Nuestra visita llega a su fin, y volvemos al autobús para abandonar la Ribeira Sacra. Nuestros compañeros de viaje van llegando a sus destinos llenos de recuerdos y tras haber disfrutado de grandes exponentes del arte Románico en Ourense.

Alicia Padín

 

Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR). Inscrita en el Reg. Nacional. de Asociaciones: G:1/S:1/NN:584.353.
Sede: c/ Marqués de Urquijo, 24, 1º E, 28008 Madrid. tlfno. 91 559 70 58
Los contenidos de esta Web están en continua ampliación.