Amigos del Románico
Web de referencia en español sobre arte románico
Crónica de la reunión de socios gallegos del 27 de noviembre en Vilagarcía de Arousa
Miércoles, 22 de diciembre de 2010

El veintisiete de noviembre amaneció frío y amenazando lluvia. A las diez y media de la mañana comenzaron a llegar los Amigos del Románico de Galicia. Después de los saludos y la alegría de reencontrarse con amigos que hacía algunos meses que no se veían, comenzó la asamblea.

El punto central de la reunión era la elección de la persona responsable de las jornadas locales. La responsabilidad es grande y, después del cambio de impresiones, se decide que lo mejor es la colaboración de todos, cada uno en su zona conoce mejor que nadie las posibilidades para organizar las visitas y que éstas resulten agradable, pero como se hace necesaria una persona que coordine las actividades y sirva de conexión con la coordinadora nacional, se nombra a Augusto Guedes como responsable local.

Finalizada la reunión y acompañados por amigos y compañeros del IES y de O Sorriso de Daniel se emprende una visita por la zona. Para empezar, Augusto hizo de guía en las Torres del Oeste, "Castellum Honesti", en la localidad de Catoira, situadas a pocos kilómetros a orillas de la ría. Estas torres tienen su origen hacia el siglo I ó II a.C. y conocieron su apogeo a partir del s.IX. Desempeñaron un papel fundamental en la defensa de Santiago frente a las incursiones de normandos y sarracenos y fueron el lugar de nacimiento del futuro obispo Gelmírez. Hoy se mantienen en pie restos de dos de las siete torres y la cimentación del recinto con una gran puerta de arco de medio punto. Sus muros son gruesos y los materiales de construcción, irregulares lo que demuestra un modo de hacer aún ligado al prerrománico.

Acurrucada a la sombra de estas torres se encuentra la capilla de Santiago de una sola nave, ábside semicircular y un sistema constructivo que también recuerda al prerrománico.

A continuación se hizo un salto en el tiempo para visitar los petroglifos de una pequeña localidad, Bamio. Félix , nos hizo disfrutar con sus grandes conocimientos y explicaciones. Visitamos a "Pedra do Encanto" e "Os Ballotes". Allí las formas geométricas, los símbolos, las figuras de ciervo, etc. grabadas en la roca despertaron la admiración de todos los presentes.

Después de todo esto, el hambre hacia estragos por lo que se hizo un alto para reponer fuerzas y continuar a la tarde con nuevas visitas. El Restaurante Plácido, a pie de playa nos esperaba.

Augusto continuó enseñándonos las dos iglesias románicas. La primera de ellas fue a San Martiño de Sobrán del s. XII, iglesia de una única y airosa nave y un armonioso ábside.

La última cita estaba en San Pedro de Fontecarmoa, una pequeña y deliciosa iglesia de cuya factura románica sólo conserva el ábside, cuadrado, seis canecillos y, en el interior el arco triunfal ligeramente cerrado.

Cumplidos los objetivos y con la noche cayendo, sólo quedaba despedirse con el deseo de volverse a reunir en una fecha próxima porque, como es habitual, compartir la contemplación de algo bello se hace más agradable en compañía de buenos amigos.

Por María Luisa Álvarez Arango

©2018 Web Oficial de AMIGOS DEL ROMÁNICO (AdR) - Diseña GORMATICA